La transformación digital en tiempos del COVID-19

La digitalización está presente en todos los sectores y en el sector agrícola es una palanca clave, especialmente en el momento actual. Jorge Martínez, Digital Agronomy Manager Iberia en Corteva, nos cuenta como las herramientas digitales están ayudando a mantener la actividad diaria en el campo.

PREGUNTA – Corteva es una compañía en la que la digitalización es clave ya que es una de sus líneas de actividad. En el momento actual, ¿cómo esta está contribuyendo para la continuidad del negocio?

RESPUESTA El impulso constante de la innovación y el uso de nuevas tecnologías está impreso en el ADN de Corteva lo que nos permite responder de forma eficaz a este contexto nuevo. Más allá de la implantación del teletrabajo, como consecuencia inherente al confinamiento que permite mantener la actividad empresarial, las tecnologías están modelando nuevas formas de entender el mercado y conectar con clientes. El compromiso y flexibilidad que están demostrando empleados, distribuidores y en general los actores de la cadena agroalimentaria están resultando cruciales para poder dar una respuesta eficaz al momento tan delicado en el que nos encontramos.

En este sentido, puedo afirmar que ya estábamos preparados en este entorno y esto nos permite consolidar el liderazgo de Corteva en estos tiempos, ya que la digitalización es una de las líneas de actividad de la compañía. 

P. -La agricultura es el eslabón clave en la cadena de valor, ya que gracias a ella la sociedad puede consumir productos y así se garantiza el abastecimiento. ¿Cómo están ayudando las herramientas digitales de las que disponen para dar servicio al agricultor?

R. En Corteva, la digitalización forma parte de nuestra actividad diaria. Anteriormente a la situación actual, las herramientas digitales ya estaban transformando la agricultura de forma rápida, pero este periodo de incertidumbre ha acelerado su uso e implantación. En este contexto, la digitalización ahora más que nunca ejerce un papel clave, desde la asistencia a través de mensajes de texto hasta el envío de informes de actividad por WhatsApp por parte de nuestros técnicos.

Entre nuestras herramientas habituales puestas en marcha para facilitar el día a día del agricultor, se incluyen aplicaciones en dispositivos móviles a través de las cuales se lleva a cabo el asesoramiento a los agricultores, aconsejándoles sobre los insumos agrícolas óptimos para sus cultivos.

También contamos con mecanismos que les permiten el seguimiento pormenorizado de cultivos desde la siembra hasta la cosecha de forma remota, la tele-gestión de explotaciones y maquinaria o envíos de analíticas avanzadas de eficacia de productos de protección de cultivos, entre otros servicios ofrecidos por la compañía. En definitiva, todas estas iniciativas tecnológicas están demostrando su evidente utilidad para conseguir una campaña exitosa en tiempos de coronavirus y ayudar al desempeño diario de nuestro trabajo.

P.– ¿Y cómo se ha adaptado el servicio de Corteva al resto de agentes de la cadena de valor?

R. Asimismo, la interacción con los demás agentes de valor ahora más que nunca es clave. El contacto telefónico con ellos se ha visto reforzado para poder informar, dar servicio y responder de forma ágil a sus necesidades y dudas desde el primer momento. Además de la propia finalidad comercial, en estas circunstancias el contacto continuado ejerce una función adicional de acompañamiento y refuerzo moral para mantener el buen servicio que se realiza desde la red de distribución y delegaciones de Corteva.

P.- A nivel interno en Corteva ¿cómo se han adaptado al nuevo día a día?

R. Nos encontramos en una circunstancia única sin precedentes y a nivel de organización interna esta situación ha provocado un mayor nivel de interacción a través de canales digitales entre los diferentes departamentos para mantener alineados los objetivos y esfuerzos de los empleados.

Las reuniones se están llevando a cabo mediante video llamadas, mientras que la implantación de metodologías ágiles de transmisión de la información, están permitiendo a nuestras plataformas de protección de cultivos y de semillas continuar con su objetivo de poner en el mercado los productos más avanzados tecnológicamente para una producción agrícola exitosa.

Otro buen ejemplo del expertise digital de Corteva es el que ofrece su plataforma de semillas, integrada bajo la marca Pioneer®. Ante la necesidad de cambio y adaptación, ha puesto a disposición del sector videos cortos fácilmente compartibles sobre los principales híbridos y tecnología de semillas disponibles tanto en España como en Portugal. Con esta fórmula se traslada el mensaje a agricultores sobre las ventajas de híbridos líderes en maíz como el P0937 o P0217 o tecnologías punteras, como Lumigen, con el fin de sustituir, por responsabilidad y precaución, a las charlas técnicas que se venían realizando en años anteriores, en las que los expertos informan a los agricultores sobre las características técnicas de sus productos, así como sus utilidades.

Otro ejemplo es el caso de Loyant®*, el nuevo herbicida de post-emergencia para malas hierbas en el cultivo del arroz. Este nuevo miembro de la familia química arylpicolinatos, que estrena la nueva sustancia activa Rinskor™ active, será presentado con carácter pionero y de forma excepcional a todo el sector de forma online a través de tecnología en streaming, acompañado de catálogos online en la web oficial de Corteva.

Estos ejemplos ponen de manifiesto cómo se está abordando desde Corteva una transformación profunda del sector en un momento difícil, en el que la seguridad de nuestros empleados, clientes, socios comerciales y el conjunto de la sociedad es prioritaria.

P.- ¿A medio-largo plazo, cree que esta situación va a modificar la forma de trabajar en el sector?

R. Un escenario inesperado como el que está provocando la crisis del coronavirus va a convertirse inevitablemente en un motor de cambio para la actividad agrícola y las compañías del sector.

Pese a que es pronto para sacar conclusiones y con medio mundo confinado, el grado de digitalización de las empresas agroalimentarias se está revelando como un factor clave en la adaptación a las circunstancias. Esto cobra especial sentido en el ámbito de la agricultura. Un pilar fundamental de nuestra sociedad que, con orgullo y responsabilidad, continua con su labor esencial incluso cuando otras actividades económicas se detienen.

En definitiva, nos enfrentamos a nuevos retos demandan nuevas soluciones, y ante una situación difícil como la actual, el equipo que forma la plataforma de protección de cultivos de Corteva está demostrando estar preparado para aportarlas. Su capacidad de adaptación a nuevos formatos y medios digitales, para continuar ofreciendo su amplio catálogo de productos al mercado es buen ejemplo de ello.

* Registro excepcional concedido para la campaña 2020 de acuerdo con el Art. 53 del Reg