La siembra temprana de maíz: consideraciones previas

Departamento técnico Pioneer®, división de semillas de Corteva Agriscience

El momento de la siembra viene determinado por las condiciones climáticas del año y el ciclo de la variedad que se utiliza. Aprovechando el inicio de la campaña recordamos varias consideraciones a tener en cuenta:

1.- Temperatura del suelo de, al menos, 10 ºC a 5 centímetros de profundidad y preferiblemente con un pronóstico cálido para 3-5 días
  • La germinación y el desarrollo de las raíces no se producirá a menos de 10 ºC (la raíz crecerá muy despacio incluso un poco por debajo de 10 ºC).
  • La exposición prolongada a bajas temperaturas reduce el metabolismo y el vigor de las semillas y las plantas y aumenta la sensibilidad a los herbicidas y hongos.
  • El riesgo de daños por frío disminuye de forma gradual a medida que la temperatura del suelo aumenta por encima de los 10 ºC durante la imbibición inicial (absorción de agua).
  • Las temperaturas continuas de -7 ºC a -4 ºC o inferiores pueden penetrar en el suelo lo suficiente como para dañar el coleóptilo, el mesocótilo o el punto vegetativo y causar la muerte de las plantas que no han emergido del suelo.

 

  • La exposición prolongada a temperaturas del suelo por debajo de 10 ºC fomenta el deterioro de las semillas y la enfermedad de las plántulas.
  •  La temperatura del suelo en el momento de la siembra es un factor ambiental clave para el establecimiento del cultivo, sin embargo, las condiciones del suelo después de la siembra también son decisivas.
2.- Mínimo de 24 horas sin lluvia tras la siembra
  • Cuando una semilla seca embebe agua fría (por lo general a 10 ºC o menos), se pueden producir daños por frío, lo que hace que se den brotes en forma de espiral, coleóptilos fusionados, hojas prematuras bajo tierra y otras anomalías relacionadas con la germinación).
  • El agua fría también puede causar la ruptura de las paredes celulares de la semilla en germinación. Las células rotas pueden causar efectos negativos en el desarrollo de las plántulas y atraer patógenos e insectos.
Daños en el coleóptilo por temperaturas de congelación
3.- Evitar sembrar justo antes de un período de fuertes cambios de temperatura.
  • Las plántulas pueden verse afectadas por grandes oscilaciones de las temperaturas del suelo incluso si las temperaturas medias del suelo son superiores a las óptimas. Las plántulas afectadas presentarán hojas atrofiadas y puede que no emerjan del suelo.
  • Algunas investigaciones han revelado que una oscilación de las temperaturas del suelo de más de 3 ºC (temperatura máxima del suelo menos temperatura mínima del suelo > 3 ºC) puede afectar al crecimiento del mesocótilo.
  • Los suelos más arenosos, a menudo, se pueden sembrar más temprano en primavera porque se secan más rápidamente que los suelos más arcillosos, sin embargo, los suelos arenosos tienden a presentar mayores oscilaciones de temperatura, en particular, en las noches despejadas con temperaturas de aire frío.
  • El efecto que producen las condiciones adversas puede variar y, de hecho, varían de una plántula a otra, lo que provoca que los rodales sean irregulares y desiguales.
Síntomas de «forma de espiral» provocada por daños por temperatura fría

Los resultados de los productos son variables y dependen de muchos factores, como la humedad y el estrés térmico, el tipo de suelo, las prácticas de tratamiento y las exigencias ambientales, así como las presiones de las enfermedades y las plagas.

Ponte en contacto AQUI con tu Asesor Agronómico Pioneer® para obtener información y recomendación individualizada