La importancia vital de luchar contra las termitas para conservar nuestro patrimonio

Marcelo Chabrillón, Product Manager de SentriTech

Con motivo del Día Internacional de los Monumentos y Sitios, efeméride impulsada por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS), y la aprobación de la UNESCO, Marcelo Chambrillon, Product Manager de SentriTech nos habla de los enemigos más grandes a la vez que pequeños de nuestro patrimonio: las termitas.

Por su antigüedad y por su historia, España es uno de los países más ricos en patrimonio cultural y arquitectónico. Cada población, por pequeña que sea, tiene un edificio emblemático, una iglesia, un castillo, una muralla romana o un vestigio celtibérico. La principal dificultad de la conservación de este patrimonio reside en sus elevados costes, y en la mayoría de los casos las restauraciones se quedan en la superficie: aquellas actuaciones más urgentes o más estéticas, como fachadas, cubiertas y humedades, y las consideradas más importantes, que afectan a la estructuras.

En esas revisiones de mantenimiento de un edificio muy pocas veces se repara en un enemigo diminuto, silencioso  y apenas perceptible, que puede hacerse visible cuando ya es demasiado tarde. Las termitas constituyen una de las principales amenazas en la conservación de nuestro patrimonio, ya que sus efectos pueden ser devastadores y pueden comerse literalmente un edificio histórico y todo su patrimonio, desde las vigas de madera que los sustentan hasta los incunables de una biblioteca o las valiosas policromías de un retablo.

Aunque son unos xilófagos realmente pequeños, con una longitud inferior a 9 mm, el poder destructor de estos insectos es inversamente proporcional a su tamaño, ya que su velocidad al reproducirse y al comer es asombrosa. Capaces de sobrevivir a varios metros de profundidad, se organizan en colonias de hasta tres millones de individuos.

Si tenemos en cuenta que en España, más del 90% de los edificios construidos antes del año 1920 poseen estructuras de madera, el banquete para las termitas está servido.

Ante esta amenaza permanente de nuestros cascos históricos y edificios patrimoniales, resulta imprescindible la atención permanente a los puntos de riesgo, y sobre todo, utilizar sistemas profesionales de prevención y erradicación de colonias de termitas, como el sistema Sentritech.

Presente en España hace más de dos décadas, el sistema SentriTech  de Corteva ha demostrado con creces ser la solución más efectiva frente a otros métodos y productos: los remedios caseros son totalmente ineficaces y desaconsejables, y los productos líquidos tienen una eficacia limitada; por eso es sistema de cebos es el más recomendado y utilizado en edificios tan emblemáticos como la Catedral de Santiago de Compostela o la Abadía de Montserrat. Más de 300 edificios históricos cuentan con el sistema SentriTech en su permanente lucha contra las termitas.

Interior de la Catedral de Santiago de Compostela (Santiago de Compostela, Galicia)
Abadía de Montserrat – https://www.instagram.com/p/CJ0RazCBJla/

Instituciones y empresas dedicadas a la conservación del patrimonio, como Tragsatec, utilizan el Sistema SentriTech en sus actuaciones. Asimismo, SentriTech realiza una constante labor de formación y asesoramiento mediante seminarios y conferencias tanto a las empresas instaladoras como a arquitectos, constructores, restauradores y profesionales que trabajan con el sector de la madera.

Desde la dedicación contínua de sus profesionales y la eficacia probada del sistema Siempre Activo, SentriTech y Corteva se unen a la celebración del Día Internacional de los Monumentos y Sitios, ya que nos sentimos orgullosos e ilusionados por ser parte activa de la conservación y protección de ese gran tesoro que es nuestro patrimonio.