La importancia del sector agrícola para el PIB español

El sector agrícola tiene un fuerte arraigo en el sistema productivo español, constituyendo una de las principales fuentes de generación de riqueza en nuestra economía. Según un estudio promovido por AEPLA (Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas) y realizado por la consultora PwC en 2019, el sector agrícola presentó una facturación de 23.357 millones de euros, lo que supone un 2,7 % del PIB español.

Datos del sector agrario en España

España genera el 13 % de la producción agrícola de la UE y contribuye más a los ingresos totales del estado que en otras economías europeas.  Así, mientras que en Alemania la agricultura supone un 1,9% del PIB o en Francia apenas llega al 1,5%, revelando así el elevado peso del sector en España.

Según el análisis de AEPLA, con respecto al empleo, 749.000 personas trabajan en el sector de forma directa, lo que se supone un 4% de la población activa. Si tenemos en cuenta las exportaciones, sus 17.430 millones de euros contribuyeron a mejorar nuestra balanza comercial en un total de 6.555 millones.

Cabe destacar que, en nuestro país, se dedican al cultivo 17 millones de hectáreas, lo que equivale a una tercera parte del territorio. Esto supone una superficie similar a las comunidades autónomas de Castilla León y Castilla-la Mancha juntas.

La relevancia económica de la agricultura

Si estos datos ya son de por sí importantes, a ellos hay que sumar la influencia del sector en otras actividades. Tanto la industria de transformación de alimentos como la de insumos, la restauración o el sector del transporte se ven directamente afectados por la agricultura. A todo este conjunto de subsectores, vinculados con la producción primaria de alimentos, se le conoce como sector agroalimentario, y sus datos del año 2017 muestran que se trata de la segunda industria más importante del país, solo por detrás del turismo. Contribuyendo en un 10,7% al PIB y manteniendo unas tasas de empleo del 14,2% a escala nacional.

Si se representa por eslabones, el sector de la distribución es el que tiene más relevancia en términos económicos, con un 31% en Valor Añadido Bruto y un 41 % del empleo. Por orden de importancia le siguen el sector agrario primario, la industria agroalimentaria, el trasporte de productos agrícolas y las industrias de insumos y servicios relacionadas.

Todos estos factores ponen de manifiesto el rol fundamental del sector agrícola en nuestro país, por lo que preservarlo es necesario pues supone todo un entramado de empleo y generación de riqueza que vertebra nuestra sociedad.