La colza, un cultivo en auge gracias a la demanda de los biocombustibles

La belleza de los campos de colza en floración está a la par de su importancia. Este cultivo está viviendo un incremento de su demanda impulsado, no solo por el consumo humano, sino también por el creciente mercado de los biocombustibles, que lo ha convertido en un producto clave para el agricultor.

Elena Catalina, Category Marketing Manager, división de Semillas-Oleginosas

El uso principal de la cosecha de la colza es la producción de aceite. Se utiliza principalmente para consumo humano siendo el tercer aceite vegetal más consumido en el mundo, gracias a su alta calidad, estabilidad y a su contenido bajo de ácidos grasos saturados. Los principales productores son la Unión Europea, Canadá y Estados Unidos. Dentro del marco europeo, Francia, Alemania, Inglaterra y Polonia son los que más demandan este aceite.

Además del consumo humano, hay que añadir un creciente mercado del biodiesel donde el cultivo de la colza tiene un papel cada vez más importante. En el año 2000 su demanda estaba perdiendo interés por parte del agricultor, pero en tan solo 7 años esto cambió por la fuerte demanda de los biocombustibles, lo que llevó a una reactivación de la producción de colza en España. Así, en los últimos años hemos tenido una superficie de alrededor de las 70.000 hectáreas, la mayor parte de estas cultivado en secano, especialmente en Castilla y León, donde se encuentra un tercio de la superficie nacional.

La importancia de la colza en la rotación de cultivos

La colza presenta características reseñables que le hacen ser una alternativa interesante en la rotación de cultivo.

  • Dado que es de hoja ancha y que se siembra en invierno, nos permite romper el ciclo de las plantas adventicias que crecen en nuestros cereales y nos ayuda al control de las gramíneas no deseadas
  • Aprovecha muy bien las lluvias del otoño e invierno, a la vez que protege nuestro suelo de la erosión, si lo comparamos con el efecto de las fuertes lluvias en los barbechos
  • Tiene una fuerte y profunda raíz pivotante que, unido a su densidad de cultivo, entre 20 y 40 plantas por metro cuadrado, hacen una labor de subsolado que mejora la estructura y la calidad del suelo
  • Rompe el ciclo de plagas y enfermedades
  • Diversifica la rentabilidad del agricultor

Cómo mejorar la rentabilidad del cultivo de la colza

En Corteva llevamos muchos años investigando y comercializando híbridos de colza de la más alta calidad, que proporcionan al agricultor una alta rentabilidad.

Dentro de nuestro catálogo se pueden encontrar diferentes híbridos que se adaptan a las diferentes condiciones de mercado, como las zonas del sur de España donde se requieren unas colzas sin parada invernal o colza de primavera.

Así, para el mercado de colza de primavera, Corteva, bajo su marca de semillas Pioneer® desde hace años pone a disposición de los agricultores el híbrido NXH213CLS, conocido como Ω9, ya que posee un alto contenido de estos ácidos grasos. Esta característica hace que esta colza sea de gran interés para la industria de los aceites, que año tras año demanda gran cantidad de producción de este híbrido.

Así mismo, hemos sido pioneros en ofrecer al agricultor un Plan de Siembra Guiada con un seguro de resiembra, que se activa si las condiciones climatológicas no han favorecido la buena implantación del cultivo ofreciéndole la posibilidad de una resiembra gratuita con girasol en primavera. Además, este Plan de Siembra Guiada lleva asociado un seguimiento del cultivo de forma gratuita por nuestro Servicio Agronómico y un aviso de plagas y otras informaciones de relevancia que el agricultor recibe directamente en su teléfono.

Este año, Corteva apuesta en el norte por dos híbridos de élite dentro de su catálogo: PT275, que, además de aportar un alto potencial productivo al agricultor, ha destacado por su buen comportamiento en grasa y PT279CL, que añade la tolerancia a herbicida.

Para el sur de España, también destacamos dos híbridos: NXH213CLS al que acompañamos de PR44Y84 con muy alto potencial productivo y un ciclo muy corto que permite al agricultor cosechar temprano y llegar antes al mercado.

Desde Corteva siempre hemos apoyado el cultivo de la colza y hemos sido conscientes de la importancia de una buena implantación y un buen desarrollo del cultivo y por eso ofrecemos todo tipo de solución para que el agricultor pueda sacar el máximo rendimiento de esta producción.