Comercio ilegal de productos fitosanitarios. Un problema que nos afecta a todos

Alberto Martín Cabrero, Customer Technology Leader Crop Protection – Iberia

Los productos fitosanitarios ensayados por las empresas y aprobados por las autoridades europeas y nacionales, se usan de manera responsable como parte esencial de la agricultura en el control de plagas, malas hierbas y enfermedades que atacan nuestros cultivos alimentarios. Sin la protección de los cultivos, las pérdidas globales de cultivos por plagas podrían alcanzar el 80 por ciento.

El comercio de productos fitosanitarios falsificados e ilegales ha ido en aumento, con cantidades crecientes producidas, comercializadas y vendidas por redes de crimen organizado. Este comercio ilegal presenta riesgos reales para la salud, el medio ambiente y la economía de los agricultores.

Los productos fitosanitarios falsificados e ilegales representan en el mercado de plaguicidas de la UE casi el 14%. Si los productores ilegales de productos agroquímicos fueran una sola compañía, serían la cuarta compañía más grande en valor del mundo.

Las autoridades europeas están seriamente comprometidas en la lucha contra el comercio ilegal de agroquímicos. En la operación Silver Axe, conducida por Europol en 2015, 2017 y 2018, se incautaron más de 670 toneladas de productos fitosanitarios falsificados o ilegales. En 2020, la operación Silver Axe incautó 1.346 toneladas de agroquímicos ilegales en Europa, lo que podría ser suficiente para tratar 207.000 km2, más que toda la superficie cultivada en Alemania, casi el 75% de las tierras de cultivo en Francia o más de un 150% de las tierras de cultivo de Rumania.

¿Qué son los productos fitosanitarios falsificados e ilegales?

Son productos falsos y peligrosos que a menudo se producen y empaquetan para parecerse al artículo genuino y que no se han ensayado para demostrar la seguridad para la salud humana o el medio ambiente. La disponibilidad generalizada de tecnología necesaria para producir pesticidas falsificados e ilegales, junto con la falta de aplicación de las leyes existentes, las lagunas legislativas y bajas sanciones para los involucrados, contribuyen a facilitar el comercio de productos falsificados.

¿Cuáles son los riesgos potenciales asociados con productos falsificados e ilegales?

  • Existen riesgos para los manipuladores de productos de seguridad, los agricultores, los consumidores y el medio ambiente.
  • Los productos falsificados e ilegales no se prueban ni evalúan; no están sujetos al proceso regulatorio de la UE.
  • Los productos falsificados e ilegales a menudo contienen productos sustancias químicas desconocidas o que están prohibidas o restringidas debido al riesgo que representan para la salud humana y / o el medio ambiente. Igualmente, la producción de agroquímicos falsificados e ilegales no está obligada a cumplir con los estándares de la industria, lo que también representa un riesgo para la salud humana y el medio ambiente.
  • Los ingredientes desconocidos pueden dañar o destruir por completo el cultivo tratado, lo que compromete el sustento de los agricultores.
  • Los ingredientes activos no declarados en productos falsificados e ilegales pueden dejar residuos inaceptables en los productos, lo que hace que los productos no sean aptos para el mercado.
  • Los productos falsificados e ilegales declarados falsamente ignoran regularmente los requisitos de etiquetado internacional diseñados para garantizar la seguridad durante el transporte y manipulado.
  • Los productos falsificados e ilegales representan un riesgo para la calidad del agua y el suelo y la salud de la biodiversidad.
  • La producción, el comercio y el uso de agroquímicos falsificados e ilegales eluden las regulaciones de la UE y privan a los Estados miembros de impuestos e ingresos, necesarios para proveer servicios de salud, educación y otros.
  • Su uso daña la reputación de los agricultores y la industria y representa una amenaza para la agricultura sostenible. Los actos egoístas de algunas personas podrían dañar la economía agrícola de España.

¿Qué podemos hacer para ayudar a resolver el problema de los productos fitosanitarios falsificados e ilegales?

Los plaguicidas falsificados e ilegales continúan amenazando la salud y la seguridad de la UE y la agricultura sostenible a pesar del buen trabajo de los funcionarios de aduanas y los servicios de inspección. Por lo tanto, un monitoreo y control efectivo del mercado es esencial.

Corteva AgriscienceTM , como miembro de ECPA (European Crop Protection Association), alienta firmemente a los agricultores a conocer a su proveedor y evitar comprar productos de fuentes desconocidas. Los plaguicidas falsificados e ilegales no tienen efectividad garantizada y conllevan un alto riesgo.

Corteva Agriscience tiene un grupo de trabajo global dedicado a monitorizar la presencia de productos fitosanitarios falsificados e ilegales, para ayudar a los agricultores, distribuidores y autoridades a luchar contra este comercio ilegal y minimizar los daños que estos productos puedan ocasionar a agricultores, consumidores y medio ambiente.

AGRICULTOR: Conozca a su proveedor y compre únicamente a distribuidores autorizados de productos fitosanitarios. Solicite la factura de cada compra.

Si cree que ha recibido un producto fitosanitario falsificado, es importante ponerse en contacto inmediatamente con las autoridades pertinentes.

DISTRIBUIDORES Y PUNTOS DE VENTA DE PRODUCTOS FITOSANITARIOS:  Venda sólo productos legalmente registrados. Conozca a su proveedor y compre sólo a fabricantes legítimos

Informe a los agricultores sobre el riesgo potencial de agroquímicos falsificados e ilegales y anímelos a informar sobre cualquier situación sospechosa.

Asegure el cumplimiento de todas las leyes y regulaciones sobre productos fitosanitarios.

Si desea obtener más información sobre las acciones de la industria, consulta la web de ECPA