LumiGEN ™, un nuevo concepto en el tratamiento de semillas

En los últimos años, y de forma progresiva, los agricultores de todo el mundo deben enfrentarse a nuevos retos, algunos de ellos ligados a factores incontrolables y que muchas veces se pueden asociar a las consecuencias del cambio climático.

Francesc Tribó, Category Marketing Manager -  Corn Seeds de Corteva Agriscience

Un ejemplo de ello sería la aparición de nuevas plagas y enfermedades en zonas donde no eran habituales, o simplemente, cambios en la frecuencia o intensidad de las mismas. Un entorno cambiante, en el que desde el punto de vista regulatorio existe un incremento en las cancelaciones y prohibiciones de materias activas insecticidas y fungicidas, que limitan de forma considerable las posibles soluciones a disposición del agricultor para hacer frente a los problemas fitosanitarios de sus cultivos.

Esto sucede en el sector de los tratamientos de semillas, y es que, ante una creciente incertidumbre sobre las condiciones medioambientales en el momento de la siembra, el agricultor requiere una mayor protección y seguridad para la implantación de su cultivo.

En este contexto, Corteva Agriscience™, a través de su plataforma de semillas Pioneer®, quiere ofrecer un nuevo marco de referencia para que el agricultor afronte los riesgos en el momento de la siembra con las mejores garantías. Y para ello ha desarrollado la marca LumiGEN™, que engloba todo un catálogo de tecnologías aplicadas a la semilla y que se utilizará exclusivamente en las marcas de semilla propias de Corteva. Este paquete de soluciones proporciona un enfoque integral de manera que se pueda aprovechar al máximo el potencial genético de las variedades sembradas.

El mejor inicio para la mejor cosecha

Los productos que bajo la marca LumiGEN se irán incorporando como tratamientos de semillas tienen como objetivo tanto el control de los factores bióticos (insecticidas, fungicidas, nematicidas, repelentes de pájaros, etc.), como de factores abióticos (biostimulantes, micronutrientes, etc.).

No obstante, no solamente se consideran las ventajas agronómicas que dichos productos aporten desde el punto de vista fitosanitario, sino que también se evalúan todas las posibles mezclas de productos y polímeros para que la aplicación sobre las semillas garantice la mejor protección de la calidad y el vigor de nascencia de las mismas, así como la mayor uniformidad de tratamiento y adaptabilidad a las nuevas sembradoras que progresivamente aportan mayor velocidad y precisión de siembra.

A estos tres pilares (control fitosanitario, conservación de la calidad de la semilla, calidad del tratamiento), hay que sumarle el pilar humano y de proximidad, labor que desarrolla nuestra red de técnicos agronómicos. Ellos, mejor que nadie, pueden asesorar sobre las distintas opciones LumiGEN y de variedades en función de las necesidades de cada agricultor.

 

 Una solución para cada necesidad

Una tecnología de precisión disponible para maíz, girasol y colza, que aporta una protección integral y ayuda al óptimo establecimiento del cultivo al fortalecer las raíces, mejorando la conexión entre el suelo y la planta, lo que contribuye también a una mayor tolerancia al estrés y a una mayor rentabilidad final del cultivo.

En el siguiente esquema se resumen las opciones LumiGEN que durante la campaña 2020 están disponibles comercialmente y la aplicación en los cultivos:

Opciones disponibles de LumiGEN y su aplicación en los distintos cultivos

Es importante puntualizar que LumiGEN no puede asociarse a ninguna materia activa en concreto, y en el futuro, se irán incorporando aquellas (bioestimulantes, fungicidas, insecticidas, repelentes de aves, etc.) que se vayan registrando y ofrezcan un valor añadido al agricultor.

Actualmente, estos son los productos y materias activas utilizados bajo la etiqueta LumiGEN:

Bioestimulante. LumiBIO KELTA (ácidos orgánicos procedentes de lignosulfonatos de alta calidad, en forma de un complejo molecular único, unido a nutrientes vitales para la planta).

Fungicidas. MAXIM XL/CELEST XL (Metalaxil + Fludioxonil) + Lumiflex (Ipconazol) en maíz; APRON XL (Metalaxil + Fludioxonil) en girasol.

Insecticidas. SONIDO (Thiacloprid) en semilla de maíz y LUMIPOSA (cyantraniliprol) en semilla de colza.

Repelente de aves. KORIT (Ziram).

En un futuro próximo, y a medida que los procesos de registro y aprobación de las materias activas se vayan desarrollando, está previsto el lanzamiento de LumiGEN fungicida en girasol, que incorporará el fungicida Lumisena (oxathiapiprolin), que aportará la máxima protección contra el mildiu. Y en relación al maíz, se espera la incorporación de Lumiposa (cyantraniliprol) como insecticida de referencia para la protección contra gusanos de alambre y rosquilla.

Desde Corteva Agriscience se trabaja a nivel técnico, agronómico y regulatorio para ofrecer a los agricultores soluciones innovadoras adaptadas a las necesidades cambiantes del sector.

Descarga el catálogo de LumiGEN ™ en el botón de abajo

 


La transformación digital en tiempos del COVID-19

La digitalización está presente en todos los sectores y en el sector agrícola es una palanca clave, especialmente en el momento actual. Jorge Martínez, Digital Agronomy Manager Iberia en Corteva, nos cuenta como las herramientas digitales están ayudando a mantener la actividad diaria en el campo.

PREGUNTA - Corteva es una compañía en la que la digitalización es clave ya que es una de sus líneas de actividad. En el momento actual, ¿cómo esta está contribuyendo para la continuidad del negocio?

RESPUESTA El impulso constante de la innovación y el uso de nuevas tecnologías está impreso en el ADN de Corteva lo que nos permite responder de forma eficaz a este contexto nuevo. Más allá de la implantación del teletrabajo, como consecuencia inherente al confinamiento que permite mantener la actividad empresarial, las tecnologías están modelando nuevas formas de entender el mercado y conectar con clientes. El compromiso y flexibilidad que están demostrando empleados, distribuidores y en general los actores de la cadena agroalimentaria están resultando cruciales para poder dar una respuesta eficaz al momento tan delicado en el que nos encontramos.

En este sentido, puedo afirmar que ya estábamos preparados en este entorno y esto nos permite consolidar el liderazgo de Corteva en estos tiempos, ya que la digitalización es una de las líneas de actividad de la compañía. 

P. -La agricultura es el eslabón clave en la cadena de valor, ya que gracias a ella la sociedad puede consumir productos y así se garantiza el abastecimiento. ¿Cómo están ayudando las herramientas digitales de las que disponen para dar servicio al agricultor?

R. En Corteva, la digitalización forma parte de nuestra actividad diaria. Anteriormente a la situación actual, las herramientas digitales ya estaban transformando la agricultura de forma rápida, pero este periodo de incertidumbre ha acelerado su uso e implantación. En este contexto, la digitalización ahora más que nunca ejerce un papel clave, desde la asistencia a través de mensajes de texto hasta el envío de informes de actividad por WhatsApp por parte de nuestros técnicos.

Entre nuestras herramientas habituales puestas en marcha para facilitar el día a día del agricultor, se incluyen aplicaciones en dispositivos móviles a través de las cuales se lleva a cabo el asesoramiento a los agricultores, aconsejándoles sobre los insumos agrícolas óptimos para sus cultivos.

También contamos con mecanismos que les permiten el seguimiento pormenorizado de cultivos desde la siembra hasta la cosecha de forma remota, la tele-gestión de explotaciones y maquinaria o envíos de analíticas avanzadas de eficacia de productos de protección de cultivos, entre otros servicios ofrecidos por la compañía. En definitiva, todas estas iniciativas tecnológicas están demostrando su evidente utilidad para conseguir una campaña exitosa en tiempos de coronavirus y ayudar al desempeño diario de nuestro trabajo.

P.- ¿Y cómo se ha adaptado el servicio de Corteva al resto de agentes de la cadena de valor?

R. Asimismo, la interacción con los demás agentes de valor ahora más que nunca es clave. El contacto telefónico con ellos se ha visto reforzado para poder informar, dar servicio y responder de forma ágil a sus necesidades y dudas desde el primer momento. Además de la propia finalidad comercial, en estas circunstancias el contacto continuado ejerce una función adicional de acompañamiento y refuerzo moral para mantener el buen servicio que se realiza desde la red de distribución y delegaciones de Corteva.

P.- A nivel interno en Corteva ¿cómo se han adaptado al nuevo día a día?

R. Nos encontramos en una circunstancia única sin precedentes y a nivel de organización interna esta situación ha provocado un mayor nivel de interacción a través de canales digitales entre los diferentes departamentos para mantener alineados los objetivos y esfuerzos de los empleados.

Las reuniones se están llevando a cabo mediante video llamadas, mientras que la implantación de metodologías ágiles de transmisión de la información, están permitiendo a nuestras plataformas de protección de cultivos y de semillas continuar con su objetivo de poner en el mercado los productos más avanzados tecnológicamente para una producción agrícola exitosa.

Otro buen ejemplo del expertise digital de Corteva es el que ofrece su plataforma de semillas, integrada bajo la marca Pioneer®. Ante la necesidad de cambio y adaptación, ha puesto a disposición del sector videos cortos fácilmente compartibles sobre los principales híbridos y tecnología de semillas disponibles tanto en España como en Portugal. Con esta fórmula se traslada el mensaje a agricultores sobre las ventajas de híbridos líderes en maíz como el P0937 o P0217 o tecnologías punteras, como Lumigen, con el fin de sustituir, por responsabilidad y precaución, a las charlas técnicas que se venían realizando en años anteriores, en las que los expertos informan a los agricultores sobre las características técnicas de sus productos, así como sus utilidades.

Otro ejemplo es el caso de Loyant®*, el nuevo herbicida de post-emergencia para malas hierbas en el cultivo del arroz. Este nuevo miembro de la familia química arylpicolinatos, que estrena la nueva sustancia activa Rinskor™ active, será presentado con carácter pionero y de forma excepcional a todo el sector de forma online a través de tecnología en streaming, acompañado de catálogos online en la web oficial de Corteva.

Estos ejemplos ponen de manifiesto cómo se está abordando desde Corteva una transformación profunda del sector en un momento difícil, en el que la seguridad de nuestros empleados, clientes, socios comerciales y el conjunto de la sociedad es prioritaria.

P.- ¿A medio-largo plazo, cree que esta situación va a modificar la forma de trabajar en el sector?

R. Un escenario inesperado como el que está provocando la crisis del coronavirus va a convertirse inevitablemente en un motor de cambio para la actividad agrícola y las compañías del sector.

Pese a que es pronto para sacar conclusiones y con medio mundo confinado, el grado de digitalización de las empresas agroalimentarias se está revelando como un factor clave en la adaptación a las circunstancias. Esto cobra especial sentido en el ámbito de la agricultura. Un pilar fundamental de nuestra sociedad que, con orgullo y responsabilidad, continua con su labor esencial incluso cuando otras actividades económicas se detienen.

En definitiva, nos enfrentamos a nuevos retos demandan nuevas soluciones, y ante una situación difícil como la actual, el equipo que forma la plataforma de protección de cultivos de Corteva está demostrando estar preparado para aportarlas. Su capacidad de adaptación a nuevos formatos y medios digitales, para continuar ofreciendo su amplio catálogo de productos al mercado es buen ejemplo de ello.

* Registro excepcional concedido para la campaña 2020 de acuerdo con el Art. 53 del Reg


El girasol, un cultivo de secano con un fuerte arraigo en España

El cultivo de girasol es una de las rotaciones más importantes de secano en España. Cada año se siembran alrededor de 700.000 ha, siendo, por orden de importancia, Castilla y León, Andalucía y Castilla La Mancha, las comunidades donde el cultivo está más establecido.

Elena Catalina. Jefe de Producto, plataforma de Semillas-Oleaginosas

Pese a ser un cultivo muy exigente en agua (500 a 600 mm), también es uno de los cultivos con mejor respuesta ante la sequía, teniendo una eficiencia relativa del 50% mayor que un cereal. Por ello, y porque posee un sistema radicular muy potente que explora capas muy profundas del suelo, no explotadas por otros cultivos, se considera una planta muy bien adaptada al secano español. Un cultivo que asegura buen rendimiento en condiciones en las que otras especies no serían capaces de producir.

En este contexto, y con los distintos condicionantes existentes, España presenta características excelentes para producir girasol y es por ello que en nuestro país se apuesta fuertemente por su cultivo.

Corteva, en la búsqueda constante de soluciones contra las malas hierbas

El girasol sufre enormemente la competencia de las malas hierbas, tanto en secano como en regadío. Diferentes estudios cuantifican hasta en un 50% las pérdidas de cosecha, en parcelas con alta infestación. Además, hay que añadir la disminución de calidad que supone cosechar una parcela con gran cantidad de adventicias que hacen que el grano tenga más humedad y más impurezas. Sin olvidarnos de que en estas situaciones estamos aumentando la cantidad de semillas de malas hierbas en nuestras tierras.

La lucha contra las adventicias se ha ido complicando año tras año con la desaparición de soluciones, debido a las exigentes regulaciones por parte de la Unión Europa, que ofrecían buenos resultados a precios asequibles.

Para ayudar a la comunidad de agricultores a hacer frente a este escenario adverso, en Corteva, a través de nuestra marca de semillas Pioneer, llevamos años ofreciendo soluciones. Un ejemplo de ello es el lanzamiento del primer híbrido ExpressSun® en el año 2011. Una solución única en el cultivo de girasol que combina los híbridos ExpressSun linoleicos y alto oleicos de Pioneer con Pack Express™ SX™, un herbicida de amplio espectro para malas hierbas de hoja ancha en post emergencia. En este sentido, desde Corteva damos un paso más, lanzando nuestro propio Pack Expresscon el que completamos la oferta de esta tecnología que tantos beneficios aporta al agricultor.

La tecnología en girasol más sembrada en Europa

ExpressSun® constituye la tecnología más sembrada en girasol a nivel europeo, cubriendo, a su vez, más del 20% del total sembrado en el territorio español para el mismo cultivo.

Uno de sus principales beneficios es que, por el método de conversión de las variedades hacia la tolerancia a este herbicida, conseguimos mantener las cualidades de los híbridos originarios. Así conseguimos híbridos con ciclos adecuados a la zona de cultivo, manteniendo las buenas propiedades de madurez y tolerancia a enfermedades y sequía.

Por otro lado, al tratarse de un herbicida de post-emergencia, podemos determinar si es necesaria su aplicación o no una vez que veamos cómo se ha establecido el cultivo y la incidencia de malas hierbas presentes en la parcela.

Todo ello forma parte del asesoramiento que realiza el servicio agronómico de nuestra división de semillas a los más de 60.000 agricultores con los que trabaja codo con codo en España, guiándoles en sus decisiones de siembra. Durante las visitas regulares a sus parcelas, los técnicos expertos realizan recomendaciones sobre los híbridos y soluciones que mejor se adapten a cada zona, estableciendo el momento óptimo de aplicación para obtener el máximo rendimiento.

Asimismo, la amplia experiencia que avala a Pioneer ha permitido poner a disposición del agricultor variedades de girasol que cuentan con los mejores reconocimientos del mercado. Es el caso de híbridos alto oleico, como P64HE133 o P64HE118, que han alcanzado gran importancia en sus primeros años de venta y han sido notablemente demandados en las últimas campañas, o variedades linoleicas como el P63LE113, que constituye la variedad más sembrada en el campo español en el 2019, según datos del estudio de mercado Kleffman de ese mismo año.


Innovación para la gestión de problemáticas en el cultivo de la vid

El cultivo de la vid es muy relevante para España, siendo el país con más superficie cultivada (cerca de 1 millón de hectáreas), uno de los principales productores de vino (por encima de 40 millones de hectolitros) y el primer exportador a nivel mundial (50% de su producción).

Rafael Pérez, Category Mkt Manager de Protección de Cultivos

Con casi 150 variedades de uva autóctonas, un sistema de calidad reconocido a nivel nacional e internacional a través de diversas denominaciones de origen, y una fuerte inversión en proyectos de investigación y desarrollo, el sector se configura como un referente de riqueza y sostenibilidad.

Datos que sitúan al segmento vitivinícola como una de las claves del sector agroalimentario para nuestra economía, nuestra sociedad y nuestra cultura.

Corteva y su relación con la viña

Por todo ello, Corteva sigue innovando y aportando soluciones que permitan a nuestros agricultores estar a la vanguardia de un sector tan valorado y competitivo como este.

En este sentido, la viña es un cultivo estratégico para Corteva por lo que la compañía cuenta con multitud de herramientas que han resultado ser un gran soporte para el agricultor en lo referente al control plagas y enfermedades del cultivo de la vid, donde predomina el uso de fungicidas.

Durante los últimos años, la innovación en este segmento se ha visto influenciada por una tremenda presión regulatoria y social que han llevado a la industria a buscar soluciones. Además de cumplir unos máximos estándares de seguridad y eficacia, estas innovaciones deben adaptarse a las necesidades del agricultor para ser competitivo en el mercado y del consumidor final, cada día más exigente en materia alimentaria.

Como consecuencia, encontrar nuevas moléculas o desarrollar productos fitosanitarios que se adapten a este nuevo entorno, es cada vez más difícil y costoso, lo que está haciendo que muchas compañías tengan que replantearse sus inversiones en innovación y adaptarse a los distintos escenarios.

La innovación en Crop Protection: lanzamiento de la gama Zorvec

Una de las moléculas que ha superado tan restrictivos procesos (recordemos que solo una de cada 140.000 moléculas que inician el screening sale al mercado después de 10 años de estudios y más de 300 millones de euros de inversión) es Zorvecactive, el primer miembro de una nueva clase química para el control de enfermedades fúngicas en diversos cultivos con un óptimo perfil medioambiental y seguridad para el usuario.

Con el agricultor en el foco para el desarrollo de soluciones agrícolas y como compañía sostenible, que apuesta por la innovación como motor de crecimiento y diferenciación, Corteva lanza en España el primer producto basado en la tecnología Zorvecactive, y lo hace en el cultivo de la vid.

Zorvec Vinabria®, es el primer producto fungicida de una gama de formulaciones adaptadas a diferentes cultivos y momentos de aplicación. Este proporciona una combinación de acción prolongada y elevada eficacia de control de la enfermedad del mildiu en la vid, garantizando el mayor potencial productivo y la máxima calidad en la cosecha. Además, puede emplearse en combinación con otros tratamientos, permitiendo una gestión eficaz en la prevención de la aparición de resistencias contra este tipo de tratamientos.

Un nuevo producto antimildiu que en los próximos meses irá completando el portafolio de la compañía, consolidando así el liderazgo de Corteva en el sector de la protección de cultivos.

Descarga el catálogo de Zorvec Vinabria® en el botón de abajo


"La agricultura ha demostrado que, después de las diferentes crisis, sigue alimentando a las personas"

Entrevistamos a Pedro Barato, presidente de ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores en España) para hablar sobre cómo la agricultura está siendo un sector estratégico en el momento actual, garantizando el abastecimiento y suministro de alimentos a la sociedad, y lanzando iniciativas que ayuden a frenar la pandemia del COVID-19.

 

1-La agricultura es uno de los eslabones clave en el momento actual, ya que gracias a ella la sociedad puede consumir productos y así se garantiza el abastecimiento. ¿Cómo se está viviendo esta crisis global en el sector agroalimentario?

Efectivamente el sector agrario siempre ha sido un sector estratégico y en estos momentos mucho más. Podemos pasar sin consumir otro tipo de productos, pero precisamente sin los productos que proporcionamos los agricultores y los ganadores no podemos estar.

Desde mi punto de vista en esta crisis no hemos sido previsores y creo firmemente en la medicina de la prevención, ya que es la más efectiva. Como todos saben la situación actual está transcurriendo con mucho esfuerzo por parte del sector agrario y gracias a eso los lineales están abastecidos y se sigue trabajando duro para dar servicio a la sociedad y poner alimentos en la mesa.

En cuanto a la situación en los diferentes sectores, quiero comentar que hay algunos que están sufriendo más que otros, como es el caso de la ganadería, uno de los más perjudicados. Por su parte, en el sector agrario tenemos bastantes dificultades en la recogida de algunos productos como son las campañas que tenemos ya activas (la fruta de hueso) y que estamos intentando sacar adelante con mano de obra local. También estamos intentando favorecer la movilidad de trabajadores de unas zonas a otras para contar con mano de obra en estas campañas, por supuesto, siguiendo todas las pautas de protección que nos está mandando Sanidad. 

2- ¿Qué iniciativas están poniendo en marcha las empresas para ayudar a la comunidad de agricultores? En este sentido, ¿cómo pueden estas ayudarles en su día a día?

En primer lugar, hay que trabajar para que la cadena no se rompa, ya que nosotros somos el eslabón principal, somos los que producimos, luego están los que comercializan y por último los que venden. Para eso el transporte es clave y está actuando perfectamente ya que se encargan del mantenimiento de los canales de exportación, ya que es fundamental que determinadas producciones como frutas y hortalizas, ganadería, bovino, caprino, vacuno, sigan funcionando porque sino el daño al sector sería enorme y los perjuicios serían muy negativos para el sector.

En este sentido, estamos en contacto directo y constante con el pequeño comercio, con la distribución, con los puertos, especialmente Tarragona y Cartagena, para en mayor medida, poder dar solución a los problemas que pudieran surgir y aportar cierta normalidad al entorno en una situación única para todos.

Un buen ejemplo de iniciativas que se están llevando a cabo para facilitar la labor diaria del agricultor, es el acuerdo que acabamos de poner en marcha con Corteva, un proyecto para poner al servicio del sector agrario material sanitario, poner en manos del mundo rural estos materiales tan básicos para que el personal de residencias y hospitales de este pueda desempeñar su trabajo con todas las condiciones de seguridad.

 3-En este primer mes del estado de alarma el sector agrario y sus profesionales han estado duplicando sus esfuerzos. ¿Cómo va a ayudar esta alianza a facilitar la labor diaria de los agricultores y ganaderos españoles?

 Afortunadamente hay en marcha muchas iniciativas por parte de distintas empresas y ante todo son dignas de reconocimiento. En concreto este proyecto puesto en marcha por Corteva y que se canaliza a través de nosotros, en primer lugar, nos va a ayudar a todos a prevenir que el virus se extienda y que los profesionales de diferentes ámbitos: sanitarios, profesionales del campo, etc., trabajen con las máximas medidas de seguridad. En segundo lugar, estos medios nos van a permitir llegar a todos los rincones del medio rural, a la tan conocida “España vaciada”, y en este sentido son las empresas privadas las que están dando en do de pecho para paliar esta pandemia.

4- El sector primario está sufriendo al igual que el resto. ¿Qué retos afronta el sector a corto y largo plazo?

El reto más importante al que nos enfrentamos ahora mismo es recoger la cosecha de primavera y fundamentalmente las de frutas y hortalizas, y en segundo lugar el sector debe tomar medidas de mercado y para ello estamos en conversaciones con el Ministerio de Agricultura para que se apliquen desde Europa urgentemente. Nos referimos a la intervención de productos porque no olvidemos que la agricultura no puede improvisar y tenemos que estar preparados para posibles rebrotes del virus, como reto a medio y largo plazo.

Así mismo, estamos trabajando con Bruselas para que la PAC sea más fuerte y cohesionada que nunca, ya que si se para la cadena de alimentación tendría consecuencias drásticas para Europa y en concreto para la sociedad española.

5- Y en este mismo contexto, ¿qué se está haciendo desde ASAJA para mantener activo este enorme dispositivo de producción agroalimentaria?

Ahora mismo tenemos en marcha las distintas campañas de producción, fundamentalmente las frutas de hueso y hortalizas y en determinadas partes de España empieza la campaña de verano, y, por lo tanto, estamos luchando para que estas tareas se puedan desarrollar con absoluta normalidad, siempre cumpliendo las medidas preventivas y de protección adecuadas. Y esta es una de las cuestiones que más nos preocupan.

6- ¿Qué mensaje de ánimo le gustaría trasladar a los profesionales del campo?

En este sentido creo que el mensaje tiene que ir en dos direcciones, una a los poderes públicos, para que se tomen más en serio la agricultura y la ganadería, un sector clave y estratégico para nuestro país.

Por otro lado, a los agricultores y ganaderos les mando mi felicitaciones y reconocimiento por lo bien que lo están haciendo, porque el sector agrario se ha puesto a disposición de la sociedad española y por la solidaridad demostrada.

7- ¿Cómo cree que va a cambiar la agricultura después de la crisis del Covid-19 y que aprendizajes hemos sacado?

La agricultura después de todo lo que está ocurriendo no puede cambiar de la noche a la mañana, pero sí tenemos que pensar mucho en la biotecnología y en la sostenibilidad del sector. Y lo que sí tiene que cambiar son los mensajes que se han venido trasladando por parte de determinados gobernantes. La agricultura es un sector estratégico que además ha demostrado que después de las diferentes crisis o acontecimientos se pone en marcha para alimentar a las personas (Segunda Guerra Mundial, con el Tratado de Roma, la salida de la PAC, entre otros ejemplos).

Por lo tanto, va a cambiar la forma en que hacemos las cosas, y hay que optimizar los recursos hídricos fundamentalmente, hay que seguir invirtiendo en este tipo de recursos siempre con un uso muy racional del agua, y por supuesto, la agricultura es la que tiene que abastecer a los mercados nacionales e internacionales.

La agricultura seguirá evolucionando a los niveles de la demanda del consumidor, y desde luego la tendencia es a ser más sostenible y en ello estamos trabajando, pero la ciencia y la tecnología tienen que velar por las decisiones futuras de la agricultura. Y en este punto, yo prefiero el consejo de un investigador que, de un dirigente político, y es que creo hay que dejar a los científicos e investigadores que los tenemos y muy buenos para que nos guíen en esta evolución.

Como aprendizajes en este momento, tengo que decir que el sector ha sido capaz de desarrollar su actividad con total normalidad, y que la prevención es clave para enfrentarnos a estas situaciones. Prevenir significa ordenar, sostenibilidad y en definitiva poner en valor la importancia de la agricultura y ganadería en España.


Corteva y el cultivo del arroz, una combinación de éxito

El arroz es, después del maíz y el trigo, el cereal más consumido en el mundo y constituye un producto básico en la alimentación a nivel global. En España se producen más de 720.000 toneladas de arroz al año, según datos del INE, concentradas principalmente en cuatro zonas productoras, donde el cultivo representa una potente actividad socio-económica en los entornos donde se desarrolla.

Daniel Giraldo, Categroy Marketing Manager, Crop Proteection Corteva Agriscience

El sur de la península Ibérica concentra el mayor índice de producción del país con un 60% de la producción nacional. Destacan las zonas de las Marismas del Guadalquivir y el Parque Nacional Natural de Doñana con mas de 40.000 hectáreas cultivables de arroz, el Delta del río Ebro (Tarragona) que, al igual que Extremadura, cuenta con unas 20.000 hectáreas cada una dedicadas a este cultivo; y, por último, la Comunidad Valenciana, representando un 15% del total nacional con cerca de 15.000 hectáreas cultivadas en terrenos próximos al entorno del Parque Natural de la Albufera.

Esta distribución geográfica, localiza el cultivo del arroz en zonas de elevada salinidad e importantes restricciones medioambientales, como es el caso de deltas y marismas cercanas a parques naturales con suelos propensos al encharcamiento, siendo el arroz, una de las pocas especies cultivadas que resiste los suelos inundados o con un alto porcentaje de humedad. En otras palabras, el arroz es una planta cultivada originariamente en humedales, y desde el punto de vista natural, estos entornos son unos de los ecosistemas más ricos y productivos dada su capacidad de conservar e incrementar la biodiversidad y la productividad del conjunto.

Corteva y su compromiso con el cultivo de arroz

El cultivo del arroz es una prioridad para Corteva. A lo largo de su historia, la compañía ha desarrollado nuevas soluciones que han mejorado y ayudado al agricultor en la protección de su cultivo y por consiguiente en la mejora de su rentabilidad. Esto ha hecho que Corteva sea una compañía líder en el cultivo arroz.

Un ejemplo de ello es el desarrollo de la molécula Rinskoractive una nueva materia activa que constituye un modo de acción novedoso y alternativo para el control de malas hierbas en el cultivo del arroz, y que gracias a su favorable perfil medioambiental y toxicológico, ayuda a miles de agricultores de todas las zonas arroceras del mundo a producir de una forma eficiente y respetuosa con el medioambiente.

Loyant® es la primera formulación desarrollada por Corteva Agriscience en base a la sustancia activa Rinskor. Su amplio espectro de acción, su alta flexibilidad de uso, así como su favorable perfil para el medio ambiente, usuario y consumidor, hacen de Loyant una herramienta indispensable para mejorar la gestión de malas hierbas de una manera sostenible. Debido a la importante problemática de control de malas hierbas en el cultivo de arroz, motivado principalmente por la falta de productos registrados y la aparición de resistencias, Loyant ha obtenido un registro excepcional para su uso durante la campaña 2020*.

Por tanto, este año Corteva, como única compañía cotizada 100% agrícola líder en el mundo, pone a disposición del agricultor un nuevo y eficaz herbicida gracias a este registro, haciendo más fácil el trabajo en campo de los arroceros proporcionándoles una solución innovadora.

La molécula Rinskor ha sido galardonada en 2018 con el premio Green Chemistry Challenge, siendo éste el programa de premios más prestigioso de los Estados Unidos para innovaciones de química verde, y con el prestigioso AGROW Award en la categoría de mejor nuevo producto de protección de cultivos, destacando su eficacia, perfil ambiental y seguridad para el usuario.

La importancia de la formación

La llegada de una nueva solución herbicida a un cultivo con una problemática de malas hierbas tan importante requiere formar a los técnicos y agricultores para que hagan un uso responsable y sostenible de la misma. Para ello Corteva junto con CICYTEX (Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura), está llevando a cabo cursos de formación al sector arrocero con el fin de ayudarlos a buscar de soluciones integradas para la gestión de malas hierbas de su cultivo. Estas sesiones formativas se están desarrollando principalmente en el conocimiento de la problemática de resistencias, la identificación de malas hierbas en diferentes estadíos de desarrollo, así como las diferentes herramientas de control de las que disponen.

El foro común de debate que se genera en estos cursos permite a Corteva formar parte de la solución mostrando un claro compromiso con el cultivo del arroz y sus agricultores.

*La sustancia activa Rinskor™ está autorizada en la Unión Europea desde julio de 2019. La autorización del formulado Loyant se está llevando a cabo de acuerdo al Reglamento (UE) 1107/2009. Loyant ha recibido una autorización excepcional de acuerdo con el Art. 53 del Reglamento (UE) 1107/2009. Consultar documento de registro excepcional.

Descarga el catálogo de Loyant en el botón de abajo

 


La importancia del sector agrícola para el PIB español

El sector agrícola tiene un fuerte arraigo en el sistema productivo español, constituyendo una de las principales fuentes de generación de riqueza en nuestra economía. Según un estudio promovido por AEPLA (Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas) y realizado por la consultora PwC en 2019, el sector agrícola presentó una facturación de 23.357 millones de euros, lo que supone un 2,7 % del PIB español.

Datos del sector agrario en España

España genera el 13 % de la producción agrícola de la UE y contribuye más a los ingresos totales del estado que en otras economías europeas.  Así, mientras que en Alemania la agricultura supone un 1,9% del PIB o en Francia apenas llega al 1,5%, revelando así el elevado peso del sector en España.

Según el análisis de AEPLA, con respecto al empleo, 749.000 personas trabajan en el sector de forma directa, lo que se supone un 4% de la población activa. Si tenemos en cuenta las exportaciones, sus 17.430 millones de euros contribuyeron a mejorar nuestra balanza comercial en un total de 6.555 millones.

Cabe destacar que, en nuestro país, se dedican al cultivo 17 millones de hectáreas, lo que equivale a una tercera parte del territorio. Esto supone una superficie similar a las comunidades autónomas de Castilla León y Castilla-la Mancha juntas.

La relevancia económica de la agricultura

Si estos datos ya son de por sí importantes, a ellos hay que sumar la influencia del sector en otras actividades. Tanto la industria de transformación de alimentos como la de insumos, la restauración o el sector del transporte se ven directamente afectados por la agricultura. A todo este conjunto de subsectores, vinculados con la producción primaria de alimentos, se le conoce como sector agroalimentario, y sus datos del año 2017 muestran que se trata de la segunda industria más importante del país, solo por detrás del turismo. Contribuyendo en un 10,7% al PIB y manteniendo unas tasas de empleo del 14,2% a escala nacional.

Si se representa por eslabones, el sector de la distribución es el que tiene más relevancia en términos económicos, con un 31% en Valor Añadido Bruto y un 41 % del empleo. Por orden de importancia le siguen el sector agrario primario, la industria agroalimentaria, el trasporte de productos agrícolas y las industrias de insumos y servicios relacionadas.

Todos estos factores ponen de manifiesto el rol fundamental del sector agrícola en nuestro país, por lo que preservarlo es necesario pues supone todo un entramado de empleo y generación de riqueza que vertebra nuestra sociedad.

 

 


Agricultura de precisión: el uso de drones para el monitoreo de las parcelas

Se estima que dentro de 30 años la población del planeta llegará a 10.000 millones de personas, mientras la superficie cultivable disminuye paulatinamente y los recursos hídricos son cada vez más limitados. Frente a esta realidad, es evidente que el abastecimiento de alimentos es un verdadero reto para el sector agroalimentario.

En este sentido, la agricultura de precisión es una necesidad en la situación que vivimos en el sector agrícola del siglo XXI. El uso de tecnologías que permitan analizar las plantaciones para tomar las mejores decisiones sobre el campo, garantizar la producción y obtener la máxima rentabilidad al agricultor, son cada vez más importantes.

 

La monitorización de explotaciones con la ayuda de drones y satélites

 Queremos informarte de que desde Corteva hemos desarrollado soluciones específicas para monitorizar las extensiones desde el aire y tomar decisiones en tiempo real. Esta solución de conectividad digital permite vigilar y examinar de manera sostenible grandes explotaciones con eficacia.

Nuestro servicio pone a tu disposición drones, imágenes por satélite, sensores remotos y software que recogen datos que favorecen la toma de decisiones para adaptarse a las verdaderas necesidades de los cultivos. De ese modo mejoran la productividad del campo y, a nivel de sostenibilidad, se optimiza el uso de recursos naturales. Esta información puede servirte, por ejemplo, para valorar la salud del suelo y de los cultivos o para detectar la presencia de plagas o enfermedades de la planta en una fase temprana.

 

Drones con cámaras multiespectrales y RGB

Con el uso de este tipo de cámaras podremos informarte en lo relacionado con la tolerancia de cultivos frente a condiciones adversas como la sequía. En España ya lo estamos utilizando con cultivos de arroz, girasol y colza, entre otros.

Gracias a esta tecnología podemos inspeccionar en profundidad un campo de 65 hectáreas en solo 15 minutos y que el agricultor reciba un informe con la información directamente en su móvil. Tras el rastreo llevado a cabo por los drones, obtendremos imágenes que revelarán el estado de tu parcela y nos indicarán de qué manera debemos intervenir.

 

La combinación de los drones con la información de los satélites

Los datos captados por los drones se combinan con imágenes que proceden de los satélites. La acción conjunta de ambos dispositivos nos ofrece información valiosa que utilizamos para obtener mapas de abonado o pautas para una optimización de semillas en base a las características de la parcela y las cualidades del suelo.

Mediante el uso de drones, satélites y otras tecnologías punteras de agricultura de precisión con las que contamos, hemos mejorado la productividad de las extensiones en las que actuamos. Se ha conseguido que cada explotación sea más rentable, sostenible y que el trabajo de los técnicos y agricultores sea más eficaz.


El cuidado de la fruta

La seguridad alimentaria es un valor cada vez más importante para nuestras sociedades. Disponer de alimentos de forma regular, asequible y que, al mismo tiempo, sean saludables y nutritivos se ha convertido en una cuestión prioritaria, en el que la tecnología, la investigación y la innovación juegan un papel clave. Si tomamos el cuidado de la fruta como referencia, podemos ver cómo en esta tarea colaboran productores de abonos, de fitosanitarios y también empresas dedicadas a agricultura digital.

No debe extrañarnos que el cuidado de la fruta llame la atención de tantos actores especializados, ya que según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, en 2018 la producción frutícola española alcanzó un valor de 6.622.000.000 €. Ante este volumen de negocio, se deben minimizar los factores de riesgo para garantizar las cosechas y que los productos lleguen a los consumidores en condiciones óptimas.

Protección de cultivos: técnicas para el cuidado de la fruta

Podemos definir la protección de cultivos como un conjunto de prácticas dirigidas a defender los campos ante agresiones del entorno. Para ello el sector cuenta con aliados que garantizan la seguridad alimentaria y la calidad: los fitosanitarios como plaguicidas, fungicidas y herbicidas. Otra opción es el uso de abonos específicos y determinadas técnicas, como métodos de riego concretos, podas y otras actuaciones sobre las plantas sembradas. Los agricultores cuentan con maquinaria especializada en este sentido, así como con la ayuda de empresas de tecnología agraria que les ofrecen asesoramiento, información y la posibilidad de una gestión integral de la protección de cultivos.

La importancia de estas prácticas y productos es determinante para el éxito de la actividad agrícola. Desde la ECPA* se apunta que gracias a los fitosanitarios se evitan pérdidas de hasta el 40 % anual en la producción de frutas.

Un dato que está alineado con los ofrecidos por la  FAO** , que asegura que ese mismo porcentaje es el que se pierde cada año en plantaciones de todo el mundo debido a las plagas y enfermedades que serían evitables con estrategias de protección de cultivos. Para frenar este problema, Naciones Unidas ha declarado el 2020 como Año de la Sanidad Vegetal, una iniciativa que en España es apoyada por entidades como AEPLA***, patronal de los fabricantes de fitosanitarios.

Con motivo de esta conmemoración, durante este año se llevarán a cabo diferentes eventos a nivel nacional e internacional, que buscarán difundir, promover e incrementar la concienciación a nivel mundial sobre la importancia de la protección de cultivos y de prácticas que respeten las normas de sanidad vegetal.

Puedes ver todos los eventos que se llevarán a cabo en el ámbito agroalimentario en nuestro Calendario de Eventos

* Asociación Europea para la Protección de las Plantas

** Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura

*** Asociación Empresarial para la Protección de las Plantas


España en el índice de seguridad alimentario mundial

 

España se encuentra por segundo año consecutivo en los primeros puestos del Índice Global de seguridad alimentaria mundial, elaborado por la Unidad de Inteligencia de la revista The Economist y respaldado por Corteva Agriscience.

El estudio, publicado en diciembre de 2019 sitúa a España en la posición número 12 dentro de la categoría más relevante, Calidad y seguridad alimentaria. En lo referente al ranking global, España se sitúa en la posición 25, mientras que en la puntuación total ha experimentado un crecimiento de medio punto en relación con los resultados del año 2018.

¿Qué información aporta el Índice Global de Seguridad Alimentaria?

El GFSI, por sus siglas en inglés Global Food Security Index, analiza el sistema alimentario de 113 países, comparando, mediante criterios cuantitativos y cualitativos, la seguridad alimentaria en todo el planeta para detectar situaciones de riesgo e identificar los parámetros que favorecen un sistema alimentario saludable.

La medición se realiza a través de tres indicadores clave: accesibilidad, disponibilidad y calidad y seguridad de los alimentos. En esta última edición se han añadido nuevos criterios, como el coste de los alimentos, las características de la infraestructura agrícola, la nutrición, los recursos naturales y la resiliencia. Ya en su octava edición, el estudio se ha convertido en un punto de referencia para gobiernos, ya que se configura como una herramienta clave para investigadores y científicos, un documento de diagnóstico para empresas de todo el mundo.

Desafíos en materia de seguridad alimentaria a corto y medio plazo

El Índice Global de Seguridad Alimentaria apunta a dos retos a los que el abastecimiento mundial de alimentos debe enfrentarse de inmediato.

La malnutrición

El 88% de los países analizados dispone de capacidad para abastecer a su población. Sin embargo, según la FAO todavía hay más de 820 millones de personas en el mundo que sufren desnutrición y el GFSI resalta que una tercera parte de los países cuenta con 10% de desnutrición.

El informe ha desvelado que son muchos los países con importantes carencias de vitaminas y minerales, indispensables para una vida sana. Por ejemplo, el 30% de los países analizados no disponen de suficientes cantidades de vitamina A en su dieta.

«En España nos encontramos en el momento de mayor seguridad alimentaria, ya que tenemos uno de los sistemas normativos más exigentes del mundo» Manuel Melgarejo, presidente para España y Portugal de Corteva Agriscience

Crisis climática y recursos naturales

Debido al impacto del cambio climático en la producción de alimentos, en el estudio del año pasado se incluyó el parámetro de «Recursos naturales y resiliencia» para medir la capacidad de adaptarse a amenazas climáticas. Al contabilizar este factor en el análisis, todos los países han descendido en su puntuación global, lo que resalta la vulnerabilidad de los sistemas alimentarios mundiales frente a amenazas como las sequías, las inundaciones y el aumento del nivel del mar. En este apartado España ha destacado con la máxima puntuación por su capacidad de adaptación respecto al sistema nacional de gestión de riesgos agrícolas.

Todos estos datos positivos alientan al sector agroalimentario español a seguir trabajando en esta buena dirección para mantener los resultados, e incluso mejorarlos en los próximos años.

Mirando hacia Europa

Como región, Europa tiene un gran desempeño en el GFSI, solo superada por América del Norte. Sin embargo, existe una clara brecha entre la seguridad alimentaria en Europa occidental y oriental y es que fuera de la UE, muchos agricultores de Europa del Este carecen de acceso al apoyo del gobierno y enfrentan obstáculos más sistemáticos, como una infraestructura agrícola más débil y mayores riesgos de inestabilidad política y corrupción.

En este sentido, en el ranking europeo, España ocupa el puesto 16 por detrás de Polonia y por delante de Grecia. Hay que destacar que España destaca en calidad y seguridad alimentaria situándose en el puesto 10 por delante de Bélgica.

No obstante, pese a su buena praxis en materia de seguridad alimentaria, la mayoría de los países de la región parecen estar tomando en serio los desafíos del sector y demuestran un fuerte compromiso político para abordarlos mediante la adopción de intervenciones tales como medidas de alerta temprana.

Para más información acerca del GFSI 2019, consulte la siguiente web o descargue el Informe del GFSI 2019 aquí.