¿Por qué los precios de los cereales están por los aires y van que vuelan?

Desde el pasado mes de septiembre, los precios de los cereales han experimentado un ascenso que ha sorprendido, no sólo a los agricultores, sino también a la industria y a quienes los comercializan como commoditie.

En un año en el que la cosecha española ha obtenido excelentes rendimientos, (tanto en cereal de invierno como de verano) la lógica hubiera sido que el mercado marcara unos precios bajos; sin embargo, en una economía global hay que tener en cuenta otros factores que desestabilizan las operaciones mercantiles. Y al parecer, esto es lo que ha pasado.

El director de cultivos herbáceos en Cooperativas Agroalimentarias, Antonio Catón, afirma: “los precios de los cereales suelen ser planos, normales. Lo que ha ocurrido este año ha sido algo tan sencillo como que el aumento de la demanda está validando que los precios vayan al alza”.  Todas las fuentes de información consultadas coinciden en que la fuerte demanda de cereales por parte de China es una de las causas principales de que los precios estén aumentando.

La Peste Porcina Africana ha afectado de forma importante a la producción de cerdo en el gigante asiático (de ahí que en 2020 las exportaciones de porcino español a China hayan alcanzado cotas extraordinarias), pero a tenor de las compras de cereal que está realizando el país, se está restableciendo a una velocidad mayor de la esperada.

Por su parte, el informe del pasado mes de diciembre de la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España, ACCOE, también hacía relación a la demanda china, aunque introducía otro factor más que también ha desestabilizado el mercado: “La salida en tromba al mercado por parte de China con compras masivas junto a que la realidad demostró que las previsiones de producción habían sido equivocadas en muchas partes del mundo, han provocado un rally alcista sin precedentes en los últimos años”.

De este modo, ACCOE considera que el fuerte incremento de la demanda china es importante, pero también añade que hay que tener en cuenta los informes de previsiones de cosecha y stocks que en los últimos meses han sido poco certeros y han colaborado a volver loco al mercado.

WASDE o informe USDA

Una de las previsiones que han fallado ha sido las del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), que realiza mensualmente un documento denominado “World Agricultural Supply and Demand Estimates”, WASDE, (aunque en el sector se le conoce como informe USDA).

Dicho documento es un reporte mensual, público y gratuito, sobre las estimaciones mundiales de oferta y de demanda de cereales (trigo, arroz, cebada, maíz, sorgo y avena); semillas oleaginosas (soja, colza y palma); algodón, azúcar, carne, aves de corral, huevos y leche. Ofrece datos sobre existencias iniciales, importaciones, producción, consumo interno, exportaciones, existencias finales, precios, posibles respuestas de la oferta… En su inicio, su objetivo era orientar al sector agroalimentario estadounidense, pero finalmente, se ha convertido en un documento esencial para las commodities de todo el mundo, principalmente, porque es público y bastante fiable. De hecho, la elaboración mensual de cada informe se lleva a cabo bajo estrictas medidas de seguridad para evitar filtraciones de información que lleven a desestabilizar los mercados.

Por eso, junto a la sorprendente actitud acaparadora de China en los mercados, la escasa fiabilidad de los datos del USDA ha sido otro factor esencial en la inestabilidad de los precios de los cereales.

Vasos comunicantes

El mercado internacional de cereales se basa en diferentes cultivos, unos de invierno como cebada, trigo blando o el trigo duro, y otros de primavera o verano, como el maíz. Asimismo, las cosechas se van produciendo a lo largo del año en todo el mundo, en un momento en el hemisferio norte y en otro en el hemisferio sur. No obstante, los principales graneros del mundo son Estados Unidos, Brasil y Argentina, seguidos de otros países como Rusia y Ucrania (la Unión Europea es deficitaria en cereales y todos los años se ve obligada a importar).

Aunque en verano de 2020 los precios de los cereales de invierno comenzaron con bajas cotizaciones por la caída del consumo debido a la pandemia y a una cosecha récord en España, a partir de septiembre, en el momento en el que comenzaba la cosecha del maíz, el panorama de los precios cambió para casi todos los cereales.

Según ACCOE, desde último trimestre del año pasado, el maíz ha sido el gran protagonista de los mercados, experimentando unos precios altísimos que han pasado de los 178€/Tm en julio de 2020 a los 240€/Tm en enero de 2021.

Este ascenso influyó en el precio de la cebada, que comenzó la campaña en España, allá por mayo, con precios de 156€/Tm destino y en febrero de 2021 ya cotiza a 200€/Tm. Por su parte, el trigo blando ha seguido la estela del maíz, pasando de los 183€/Tm en verano a los 230€/Tm el pasado mes de enero; mientras que el trigo duro lleva más de un año de continuo ascenso, superando los 274€/Tm durante el primer mes de 2021.

“Los precios de los cereales son vasos comunicantes”, explica Antonio Catón de Cooperativas Agroalimentarias, “son la base de la alimentación en el mundo, destinada tanto al consumo animal como al humano”.

Precios bajos VS rendimientos al alza

A pesar de las altas cifras de los cereales están siendo la sensación de los mercados agrarios en los últimos meses, una de las quejas más repetidas por los agricultores es que reciben por sus cosechas lo mismo que hace 30 años, es decir, que las cotizaciones de los cereales apenas han variado significativamente en las últimas décadas, mientras que sí lo han hecho los costes de producción.

Entonces, ¿por qué se siguen cultivando? Principalmente porque lo que más ha cambiado han sido los rendimientos de los cultivos. Por ejemplo, una mala campaña cerealística como la de 2019 en España, con 18 millones de toneladas recolectadas, es igual que una buena a inicios de los años 90.

En el momento de la elaboración de este artículo la tendencia del mercado sigue siendo mantenerse al alza, algo que también resulta inusual según los entendidos, ya que, hasta la fecha, no se habían dado situaciones donde la inestabilidad continuara durante tantos meses seguidos.

Desde ACCOE afirman que, en general, hay una tendencia de estabilidad en las cotizaciones alcanzadas en los últimos meses, aunque también concluyen que "quizás el mercado se esté tomando un respiro para lo que pueda venir después".


La importancia del control temprano del gorgojo en colza

Elena Catalina, Category Marketing Manager, división de Semillas-Oleginosas
Elena Catalina, Category Marketing Manager, división de Semillas-Oleginosas

La colza es un cultivo muy interesante tanto en secano como en regadío, ya que mejora la estructura del suelo, facilita el control de malas hierbas y posee una cubierta vegetal durante casi todo el año. Además, en los regadíos cuyo coste energético es un limitante, la colza resulta un cultivo muy adecuado ya que puede llevarse a cabo con dos riegos de apoyo.

De la misma forma, la colza es un cultivo que puede resultar en ciertos momentos retador. El agricultor deberá demostrar sus habilidades técnicas en momentos clave en los que prestar especial atención es fundamental. Uno de esos momentos es a finales de invierno, cuando el gorgojo puede comenzar sus vuelos e iniciar la puesta.

Comúnmente llamamos gorgojos a diferentes especies del género Ceuthorhynchus, del mismo orden que el escarabajo. El adulto tiene una longitud entre 2 y 4 mm y son globosos y grisáceos con diferentes matices de color desde pardos a verdosos.

Al finalizar el invierno, el adulto empieza a volar y realiza las puestas, estos vuelos empiezan cuando las temperaturas superan los 8ºC en suelo y la temperatura ambiental óptima está entre 12 y 15ºC.

El adulto puede hacer la puesta desde que la colza está en estadio de roseta introduciendo el huevo en la propia planta. Para que nos hagamos una idea del impacto que estos insectos pueden tener, 15 adultos por metro cuadrado pueden producir 1500 larvas. Cuando la colza se va desarrollando, la larva crece en el interior del tallo alimentándose de las membranas interiores de los mismos creando galerías y causando graves daños. Algunos de ellos son: deformación de las plantas, aparición de necrosis, retraso en el desarrollo, encamado y a veces muerte temprana de la planta. Las pérdidas que puede ocasionar un ataque severo de esta plaga pueden ser muy graves.

La identificación del vuelo del gorgojo, clave para combatirlo

Identificar la presión del gorgojo en nuestro campo cuando empieza el vuelo es clave para impedir que pueda hacer la puesta. Una forma efectiva de evitar importantes daños es mediante la colocación de trampas.

Desde nuestro servicio agronómico de Pioneer®, como expertos en plagas en el cultivo de la colza, colocamos cada año una red extensa de trampas en los campos de nuestros clientes que nos permiten monitorizar el vuelo del gorgojo. Además, realizamos estudios sobre su vuelo, con el fin de encontrar un patrón de comportamiento para su tratamiento en el momento más adecuado. Los datos recogidos incluyen la fecha, hora del conteo, temperatura del suelo, temperatura ambiental, temperatura máxima, velocidad y dirección del viento y número de gorgojos capturados.

El momento del tratamiento es sumamente importante. Tenemos que minimizar los daños, ajustando muy bien estos tratamientos en las fechas más adecuadas. En este sentido, desde finales de enero realizamos dos conteos semanales a la totalidad de las trampas repartidas por las principales zonas de cultivo de la colza y vamos mandando periódicamente la información a nuestros agricultores.

En cada visita, el técnico de Pioneer ® recoge la temperatura ambiental y de suelo, identifica los gorgojos caídos en las trampas y realiza los conteos de estos. En el momento que se supera el umbral de tratamiento, 2 – 3 gorgojos por día, se activa el mensaje de alerta que enviamos a todos nuestros clientes indicándoles la necesidad de realizar los tratamientos necesarios para el control de la plaga y que esta produzca los mínimos daños posibles.

Únicamente, con un estricto control y una anticipación al vuelo podremos mantener nuestros cultivos sanos y obtener de ellos la máxima rentabilidad.

Consulta más información sobre nuestro servicio agronómico Pioneer, AQUÍ  

 


Manejo de malas hierbas en el cereal de invierno

Borja Clemente Cruz Responsable departamento IFS (R&D) para crop protection en Iberia

El control de malas hierbas en los cereales de invierno es uno de los trabajos más importantes que se realizan sobre el cultivo y que impactan directamente sobre la cosecha, además, es una de las prácticas agrícolas donde los agricultores invierten más recursos. Se estima que el 28% de los gastos del cultivo se destinan al control de malas hierbas, siendo los herbicidas el principal método de control.

Las malas hierbas compiten con el cultivo por espacio, nutrientes, agua y luz. Ocasionan diversos e importantes daños en el cultivo, como por ejemplo, merman, contaminan y dificultan la cosecha; reducen la calidad del grano; encaman el cultivo; perjudican la calidad del forraje o pienso; sirven de huésped para hongos e insectos; e incluso pueden producir sustancias alergénicas.

Debemos diferenciar dos grupos de malas hierbas, las monocotiledóneas (conocidas como hierbas de hoja estrecha) y las dicotiledóneas (conocidas como hierbas de hoja ancha). En España, entre las más frecuentes dentro del primer grupo se encuentran la avena (Avena sp.), el vallico (Lolium sp.) y el bromo (Bromus diandrus) (tabla 1). Todas ellas son especies muy competitivas, de germinación invernal, y que con tan sólo una densidad de 5 plantas/m2 pueden provocar pérdidas de cosecha que llegan a alcanzar el 5%. Aseguran su permanencia a lo largo de los años produciendo grandes cantidades de semilla (de 500 a 1.500 según especie) y presentando un tiempo de dormición de hasta 12 años (como por ejemplo la avena). Una de las características que hacen especialmente difícil su control es su germinación escalonada, es decir, no todas las semillas germinan al mismo tiempo, por lo que podemos encontrarnos con varias nascencias durante el mismo ciclo de cultivo.

Respecto a las malas hierbas de hoja ancha, en España podemos encontrar una gran variedad de especies, siendo las más frecuentes: Sinapis arvensis (amarillas o jaramagos); Papaver rhoeas (amapolas); Veronica heredifolia (verónica); Polygonum sp. (polígono o cien-nudos); Matricaria sp. (magarza); Galium aparine (lapa); Cirsium arvense (cardo), etc. Es fundamental la correcta identificación de estas especies en sus fases tempranas de desarrollo, para así elegir la mejor estrategia de control adecuada a cada hierba.

En los últimos años, malas hierbas como el bromo, la amapola o recientemente la vulpia (Vulpia sp.), han cobrado una especial importancia en el cereal. Tanto el bromo como la amapola se encuentran ampliamente distribuidas por toda la geografía peninsular, y el aumento de la incidencia de estas hierbas se explica por causas distintas.

En el caso del bromo su presencia se ha visto incrementada por diversas razones, entre las que se incluyen, la siembra directa, el monocultivo de cereal, las siembras tempranas, la no limpieza de los linderos, el movimiento de semilla generado por las cosechadoras, y hasta hace unos años la falta de soluciones químicas realmente eficaces. En España están identificadas diferentes especies de bromo, pero es Bromus diandrus la predominante en los campos cerealistas de España.

En cambio, los problemas de control de la amapola se explican por la aparición de biotipos resistentes a los grupos de herbicidas que históricamente más se han usado para su control (herbicidas de tipo auxínico y los inhibidores de la enzima ALS). Para prevenir la aparición de resistencias, y lograr un eficaz y duradero control de las malas hierbas, se deben implementar programas de control basados en la integración de métodos culturales (rotación de cultivos, limpieza de maquinaria, uso de material vegetal limpio de semillas de malas hierbas), mecánicos (laboreo) y químicos (herbicidas). La aplicación de herbicidas debe realizarse respetando la dosis y el momento de aplicación que figura en etiqueta, y alternando diferentes modos de acción.

En Corteva contamos con un amplio catálogo de productos innovadores para el cereal, buscando soluciones a los principales problemas del agricultor. Entre nuestros productos más demandados en cereales, se encuentran:

BROADWAY Star

Herbicida que controla malas hierbas de hoja ancha y estrecha a la vez, proporcionando el mejor control de bromo.

Controla numerosas malas hierbas en post-emergencia, entre las que destacan, bromo, avena, vallico, vulpia, verónica, lapa, amapolas, magarzas, etc.

Presenta una ventana de aplicación comprendida entre las 3 hojas y los 2 ó 3 hijos de la mala hierba, aunque se recomienda aplicar antes del ahijado para obtener los mejores resultados. Debemos recordar que es crucial intervenir en las primeras fases de desarrollo de las malas hierbas ya que estas son más sensibles a los herbicidas y se evitará la competencia con el cultivo desde el inicio.

INTENSITY

Herbicida referencia para el control de todos los biotipos de amapola resistente y otras muchas hierbas de hoja ancha en post-emergencia.

Es compatible en mezcla con los principales avenicidas del mercado y es eficaz aún aplicado con bajas temperaturas.

MUSTANG

Herbicida de post-emergencia para el control de malas hierbas de hoja ancha con un amplio espectro de acción.

Es flexible y rápido de actuar, los primeros síntomas sobre la mala hierba son visibles pocos días después de la aplicación. Además combina dos modos de acción, distintos y complementarios, que proporcionan una elevada eficacia frente a la mayoría de hierbas presentes en el cereal.

CHARDEX

Herbicida especialista en el control de cardos y magarzas en post-emergencia. Gracias a su modo de acción sistémico, es capaz de llegar a las raíces de las malas hierbas destruyéndolas por completo. Además, CHARDEX es eficaz sobre un amplio número de especies de hierbas de hoja ancha.


Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia 2021

Las mujeres y las niñas constituyen la mitad de la población mundial y, en la actualidad, menos del 30 por ciento de los investigadores en todo el mundo son mujeres, según datos de la UNESCO. Ellas representan la mitad del potencial necesario para el progreso y el desarrollo de las sociedades.

Con el fin de impulsar la igualdad de género en la ciencia, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 11 de febrero Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Un día que pretende poner en valor el trabajo de las mujeres investigadoras en todo el mundo y fomentar la vocación científica en las niñas.

La ciencia es la base de nuestra labor en Corteva y estamos comprometidos y orgullosos de todas las mujeres que tanto dentro como fuera de la compañía forman parte de este ámbito.  Es la rama que nos permite crecer y evolucionar a través de la investigación e innovación para así ofrecer las mejores soluciones al servicio del campo y la sociedad en su conjunto. Hablamos de áreas de conocimiento científico que son clave en el progreso de las próximas décadas, y que articulan el propósito que perseguimos como compañía: Garantizar el futuro de las generaciones venideras, enriqueciendo la vida de los que producen y los que consumen.

En este Día de la Niña y la Mujer en la Ciencia, nos sumamos a este homenaje compartiendo las historias y puntos de vista de dos de las mujeres que mueven el motor de la innovación en Corteva

Descubre más sobre sus historias aquí


Programa PUEBLA, palanca para frenar el despoblamiento rural

Según el Consejo Económico y Social de España, el 95% de los pueblos tiene menos de 5.000 habitantes y el 60% están en riesgo de extinción debido a que tienen una población inferior a 1000 habitantes. El abandono del sector primario es una realidad en España que no sólo afecta al propio despoblamiento y abandono de explotaciones, sino que envejece las áreas rurales hasta que muchas de ellas desaparecen.

La reducción de servicios básicos, la falta de oportunidades laborales o las malas comunicaciones, son algunas de las razones que empujan al abandono hacia las ciudades. Conscientes de la problemática, hemos unido fuerzas a Alianza por una Agricultura Sostenible (ALAS) para poner en marcha el Programa Puebla, con nuestras semillas de girasol Pioneer® como principal palanca.

Una iniciativa que servirá de impulso para fomentar el futuro del agro en el entorno rural dotando de oportunidades a aquellos jóvenes españoles que desarrollan o quieren desarrollar su actividad sin necesidad de abandonar sus raíces, garantizando el relevo generacional del sector agrario.

Puebla es un programa de financiación y difusión que pretende premiar aquellos proyectos agrícolas que fomenten el futuro del campo.

Los seis ganadores finales recibirán una dotación económica por valor de 7.500 €, así como la puesta en marcha de una campaña de difusión y visibilización del proyecto entre asociados de Alianza ALAS (formada por ASAJA, UPA y COAG, Cooperativas Agro-alimentarias de España, la Federación Española de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas Vivas (FEPEX) y la Asociación Española de Agricultura de Conservación/Suelos Vivos), instituciones, medios de comunicación y redes sociales.

Si eres joven con ilusión por quedarte, te buscamos

Los jóvenes interesados en formar parte del Programa Puebla, podrán presentar su candidatura desde el 20 de enero y hasta el 1 de julio de 2020. Toda la información y detalles para la presentación de proyectos está disponible en: https://www.programapuebla.es

Algunos de los criterios más valorados por el jurado experto para los proyectos serán: innovación, la lucha contra el despoblamiento, impacto medioambiental, sostenibilidad, transformación digital, o la permanencia en el tiempo, entre otros.

Agricultor, juntos llegamos más lejos

Los agricultores que elijan semillas de girasol Pioneer® durante esta campaña, también estarán siendo parte del motor principal de Puebla, y contribuirán directamente a generar fondos necesarios para impulsar un futuro rural con muchas más oportunidades.

Corteva destinará parte de los beneficios obtenidos a través de las ventas de girasol de su marca de semillas Pioneer®*, a financiar y visibilizar las 6 ideas empresariales que mejor cumplan con los criterios establecidos.

Y es que, en Corteva llevamos años trabajando fieles a un propósito: enriquecer las vidas de los productores y consumidores, garantizando el progreso para las generaciones venideras. Trabajamos para abordar problemas que preocupan al sector y hacerlos más visibles a la sociedad y #ProgramaPuebla es resultado de ello.

 Por todo esto, os animamos a entre todos contribuir para evitar la despoblación del medio rural y el éxodo de los jóvenes. El campo español debe llenarse de nuevos proyectos innovadores, de mejoras, de nuevas generaciones con ganas de continuar con el relevo y asegurar la subsistencia de un sector tan esencial como el nuestro.

Forma parte de la reactivación: www.programapuebla.es

*Pioneer® no incrementará el precio de su saco de semillas.


Agricultura digital. Un presente de alta tecnología

Jorge Martinez Guanter, Digital Marketing Manager, Corteva Iberia @martinezguanter

En los últimos años, la agricultura de precisión o digital ha irrumpido con una gran fuerza en las explotaciones agrícolas, empleando las tecnologías y desarrollos procedentes de la combinación de la ingeniería, informática y otras ramas de las TIC. Con el objetivo de aumentar la e ciencia, sostenibilidad y producción de nuestros cultivos, reduciendo riesgos e incertidumbre, estas técnicas basadas en datos permiten optimizar la toma de decisiones en prácticamente todas las etapas del ciclo productivo.

Decisiones relacionadas con el cuándo, dónde y en qué cantidad de insumos (semillas, agua de riego, fertilizantes, agroquímicos y otras prácticas de cultivo), se pueden tomar de forma más racional e informada si se emplea información contrastada, rigurosa y obtenida de forma constante y fiable.

En Pioneer trabajamos cada día con estas tecnologías para poder brindarle a nuestros agricultores las mejores recomendaciones, ajustadas a sus condiciones específicas y acompañarlos en el proceso de transformar sus explotaciones hacia un modelo más productivo, sostenible y que aproveche todo el potencial de nuestras semillas.

Para ello contamos con múltiples herramientas que utilizan nuestros técnicos para dar soporte a los agricultores y cómo pueden ayudarle a ser más competitivos y eficaces: imágenes por satélite, manejo diferencial y mapas de prescripción, y maquinaria Conectada y Mapas de Rendimiento.

Desde Corteva trabajamos a nivel técnico, agronómico y regulatorio para ofrecer a los agricultores soluciones adaptadas a las necesidades de nuestra agricultura, con el fin de que produzcan de manera más eficiente y sostenible.


Bromus diandrus (bromo) en los cereales de España

Borja Clemente Cruz Responsable departamento IFS (R&D) para crop protection en Iberia

El bromo, como se conoce vulgarmente a las especies del género Bromus, es una gramínea anual de invierno, bien adaptada a inviernos fríos y veranos cálidos y secos como los que tenemos en la zona norte de España. Actualmente están identificadas diferentes especies, pero es Bromus diandrus la predominante en los cereales de nuestro país.

Hace algunos años, esta mala hierba no tenía gran incidencia en cereal y permanecía en linderos y márgenes de tierras de labor sin llegar a colonizar campos de cultivo. Poco a poco fue implantándose en terrenos agrícolas hasta convertirse hoy en día en una de las especies más extendidas y de difícil control.

La introducción de prácticas de conservación de suelos, como siembra directa o mínimo laboreo, ha favorecido su proliferación ya que, debido a su biología, se adapta bien a terrenos no labrados emergiendo desde las capas más superficiales. Otros factores que han ayudado a su implantación han sido el monocultivo de cereal, las siembras tempranas, la no limpieza de los linderos, el movimiento de semilla generado por las cosechadoras, y hasta hace unos años, la falta de soluciones químicas realmente eficaces.

El momento de su emergencia coincide con las primeras lluvias otoñales y las siembras tempranas del cereal, por lo que esta mala hierba compite con el cereal desde sus primeras fases de desarrollo por la luz, el agua y los nutrientes. Muestra una gran capacidad competitiva, produciendo gran cantidad de semilla pudiendo provocar pérdidas de rendimiento de hasta un 30% según nivel de infestación.

Por este motivo es fundamental su identificación en fases tempranas de desarrollo y así elegir la mejor estrategia de control. Los aspectos fundamentales para su identificación se describen

 

Para un correcto manejo de Bromus diandrus se recomienda implementar programas de control basados en la integración de métodos culturales (rotación de cultivos, limpieza de maquinaria, uso de material vegetal limpio de semillas de malas hierbas), mecánicos (laboreo) y químicos (herbicidas).

Actualmente las mejores soluciones químicas para su control son de post-emergencia entre las que destaca el herbicida Broadway®Star que aporta una elevada eficacia en bromo aplicándolo desde los estadios iniciales de su desarrollo hasta el inicio de ahijado de la mala hierba cuando esta es más sensible y así evitar de manera más eficaz la competencia con el cultivo.


Monitorizar el rendimiento: clave para una gestión eficiente de la explotación agrícola

Jorge Martínez Guanter, Digital Marketing Manager, Iberia
Jorge Martínez Guanter, Digital Marketing Manager, Iberia

Manejar de forma diferente la variabilidad de las explotaciones agrícolas, y hacerlo en el lugar y momento adecuados optimizando los insumos son las bases de una agricultura precisa, racional y sostenible.

Para implementar las técnicas que garanticen la imprescindible competitividad de las explotaciones, en Corteva trabajamos día a día en recopilar, procesar y analizar datos e información de diferentes fuentes. Esto debe realizarse para cada explotación o finca en la que se busque definir esa variabilidad.

                                           ⬇️ Accede al artículo completo aquí ⬇️


El maíz, un cultivo multiusos

En la actualidad, el maíz es un cultivo importante en cuanto a producción en nuestro país, siendo Castilla y León la región líder y la provincia de León la primera productora. La cosecha de este cereal está a punto de finalizar en casi toda España y ciertas regiones han experimentado un retraso acumulado de varias semanas respecto al calendario habitual del cultivo, debido a la imposibilidad de preparación del terreno por las constantes precipitaciones desde mediados de marzo. Esto ha provocado que el cultivo de maíz se haya establecido más tarde de lo habitual en muchas zonas.

En España su cultivo tiene gran repercusión para el sector agroalimentario, y es que, según datos de noviembre de 2020 del ministerio de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, la superficie de maíz sembrada en España alcanza las 345.700 hectáreas y Castilla y León se sitúa a la cabeza, con un 33 %, seguida de Aragón y Extremadura. A esta superficie habría que añadirle otras más de 50.000 hectáreas que se emplean como maíz forrajero y en pequeñas explotaciones de la cornisa Cantábrica que no llegan a contabilizarse en las estadísticas oficiales. La producción nacional de maíz se estima en unos cuatro millones de toneladas, de los que en torno al 36 por ciento son aportadas por Castilla y León. En cuanto a nuestros vecinos europeos, se espera un aumento de la producción de un 2% con respecto a 2019/2020.

En cambio, el maíz para ensilado, en el que se aprovecha la totalidad de la planta, se puede producir tanto en riego como en secano en aquellas zonas de pluviometría más elevada (en España, Galicia y la cornisa cantábrica, principalmente) Se cosecha en verde con humedades entorno al 35% del grano para ser inmediatamente picado y ensilado.

Gran variedad de semillas Pioneer adaptadas a la climatología y condiciones del suelo

El maíz es una de las plantas más versátiles del mundo en lo referente a su uso. De ella se aprovecha la práctica totalidad para aplicaciones tan diferentes entre sí como el consumo directo de sus granos o la fabricación de combustibles, pasando por un sinfín de aplicaciones en la industria agroalimentaria, farmacéutica, química, textil, metalúrgica, etc.

Corteva, consciente de su gran potencial, pone al servicio del agricultor la más amplia oferta de híbridos de maíz del mercado español, a través de su marca de semillas Pioneer®. Se trata de híbridos adaptados a las condiciones de suelo y clima precisas de cada zona de cultivo, de gran variabilidad en España.

En los últimos 40 años desde que la marca Pioneer® se comercializa en España, le han lanzado en nuestro país más de 385 híbridos diferentes de maíz, de los cuales, hoy en día se comercializan unos 60 que se adaptan a las necesidades de cada uno de los agricultores.

Dirigidos tanto al mercado de alimentación animal, como al de alimentación humana, los agricultores españoles pueden disponer, en todos los ciclos, de un espectro muy amplio de productos que van, desde los maíces para uso forrajero específicos para ensilar, hasta los destinados a la producción de grano para alimentación del ganado, y pasando por los específicos para alimentación humana y otros para uso industrial como la fabricación de bioetanol.

Desde Corteva también ofrecemos maíces especiales, como los blancos, los maíces vítreos o los “waxy”, dirigidos a mercados más precisos, que completan las posibilidades de suministro de semilla Pioneer de alta calidad para el campo español.

El maíz es un cultivo clave para la economía de nuestro país por su valor dentro del total de los cereales y su peso dentro de la producción final agraria. Se trata, sin duda, de una materia prima esencial cuya versatilidad de uso y capacidad de aprovechamiento son únicas en el mundo.

Accede a toda la oferta de semillas de maíz Pioneer® AQUI.

 

 


De la huerta almeriense al mundo: innovación al servicio del agricultor

Fernando Laynez, Sales Area Manager Crop Protection

Las hortalizas representan una parte muy importante de la agricultura española llegando a superar el 30% de la producción vegetal final del país. Además, la exportación de hortalizas sigue creciendo cada año y arroja cifras por encima de los 5.500.000 millones de euros en 2019 donde destaca Almería, que representa casi la mitad de estos ingresos.

Mantener estos niveles de crecimiento y además hacerlo de forma sostenible requiere de una estrategia compleja, donde elegir la especie adecuada, producir más por cada unidad de superficie, respetar el equilibrio medioambiental y llegar al mercado cumpliendo unos estándares de calidad cada vez más altos no es fácil para nuestros agricultores.

Por ello, Corteva sigue innovando y aportando soluciones que permitan a nuestros agricultores estar a la vanguardia de un sector tan valorado y competitivo como este.

La innovación, clave para una producción más eficiente y sostenible

Las dificultades que presenta la gran presión regulatoria que ejercen las administraciones europeas, con el fin de proteger al consumidor y medioambiente, se suman al obligado cumplimento de las normas de calidad que tiene que cubrir el agricultor para ser competitivo en el mercado nacional e internacional.

El sector de la industria auxiliar agrícola está obligado a evolucionar constantemente. El agricultor se apoya en nuevas herramientas cada día con el fin de producir de forma más eficiente. Los productos fitosanitarios juegan un papel fundamental entre sistemas de soporte de decisión (DSS), insectos beneficiosos para el control de plagas, nutrición avanzada etc.

Fontelis®, máximo rendimiento y rentabilidad

Actualmente, Almería, conocida como la “huerta de Europa” se constituye en una de las zonas más dinámicas del litoral mediterráneo español. El principal sector que ha sostenido y aún sostiene, la prosperidad de esta zona ha sido la horticultura intensiva de invernadero. Una comarca con sello propio, con productos locales elaborados por gentes de la zona y con materias primas autóctonas.

Corteva lanzó en Almería la pasada campaña Fontelis®, un fungicida perteneciente a la familia química de las carboxamidas, con un innovador mecanismo de acción y dotado de una elevada actividad biológica contra botritis, esclerotinia y oídio, enfermedades limitantes con alto impacto económico que afectan un amplio rango de cultivos hortícolas de invernadero y causan anualmente importantes pérdidas en el rendimiento y reducción de calidad de la cosecha.La actividad fungitóxica de pentiopirad, el activo principal de Fontelis®, es independiente de las condiciones climáticas, ya que se absorbe rápidamente por los tejidos vegetales dando una gran flexibilidad al agricultor.Además de ser versátil en la aplicación, con una sola materia activa, Fontelis® aporta un óptimo control de varias enfermedades, se degrada rápidamente en el suelo y en la planta y tiene un excelente perfil medioambiental, respetando fauna auxiliar y otros microorganismos.

Conformadas en las estrategias de tratamientos para el control de las principales enfermedades que afectan a los cultivos hortícolas, las características de Fontelis® se transforman en beneficios para el agricultor. Todo ello forma parte del carácter innovador de Corteva y en línea con su objetivo de ofrecer herramientas para la sanidad vegetal que aseguren una práctica productiva y sostenible.

Descarga el folleto de Fontelis®  AQUI

¿Tienes dudas sobre cómo aplicar Fontelis® o cualquiera de nuestros productos? Consulta con a Nuestro Asesor Corteva.