Tecnología CRISPR para la perfección genética

La tecnología CRISPR es una herramienta molecular utilizada para “editar” o “corregir” el genoma de cualquier célula, y en agricultura su función es crear plantas más productivas y resistentes. Esto es posible gracias a una selección perfecta de genes. También es capaz de crear cultivos de forma más rápida, y hacer que sean más longevos y seguros. Estos factores benefician al medio ambiente a los consumidores y a los productores.

La importancia de la sostenibilidad en la producción de cultivos

Según datos de la ONU, se estima que la población mundial aumentará en 2.000 millones de personas en los próximos 30 años, pasando de los 7.700 millones actuales a los 9.700 millones en 2050.

El uso de esta tecnología de última generación permitirá aumentar la producción y por tanto, satisfacer la creciente demanda por parte del consumidor

Actualmente, los métodos de cultivo utilizados no están preparados para alimentar a un mundo superpoblado. Se trata de que podamos producir más, consumiendo menos recursos y preservando el medio ambiente.

El reto está en aumentar la producción siendo sostenibles. La agricultura sostenible debe garantizar la seguridad alimentaria mundial y al mismo tiempo promover ecosistemas saludables y apoyar la gestión sostenible de la tierra, el agua y los recursos naturales.

 

¿En qué consiste la tecnología CRISPR?

La agricultura está en el punto de mira de los consumidores, quienes cada día demandan producidos de forma sostenible, Gracias a este sistema innovador, que no incluye ADN de ninguna otra especie, son muchas las empresas que han cambiado su forma de ver el futuro de la biotecnología agrícola.

Con el sistema CRISPR podrás disponer de cultivos plantas nutritivas con un crecimiento más rápido y eficiente. Para nosotros lo más importante es ayudar a resolver uno de los mayores desafíos alimentarios del mundo. Por ello utilizamos componentes destacados para la protección de los mismos, basados en proyectos de química activa y tecnología, como, por ejemplo, en hileras de maíz o soja.

 

Beneficios de la tecnología CRISPR

Son muchos los beneficios que obtendremos al incorporar esta tecnología en nuestras semillas y cultivos.

  • Necesitaremos menos recursos, como agua y tierra, para producir frutas y verduras.
  • Aumentaremos el rendimiento, además de frenar su descomposición acelerada.
  • Limitaremos las enfermedades en las distintas variedades gracias a la alta protección.
  • Mejoraremos el sabor de alimentos. Además, podremos crear cereales bajos en gluten, como el trigo.
  • Nuestros cultivos serán mucho más tolerantes a la sequía.

Con la tecnología CRISPR seremos capaces de crear frutas y verduras con más vitaminas y nutrientes. Además, al no incluir ADN de ninguna otra especie, garantizaremos su sabor y características naturales.


La formación de las nuevas generaciones en el sector agroalimentario

El sector agroalimentario se encuentra sumergido en un proceso de transformación que es necesario abordar desde la formación de las nuevas generaciones. Quienes trabajamos en el mundo agrícola deberemos hacer frente a importantes retos en las próximas décadas, como la escasez de recursos naturales, la sostenibilidad o el abastecimiento de alimentos de una población creciente. En este sentido, los jóvenes que se incorporan al mundo laboral rural van a jugar un papel clave.

Fruto de esta preocupación, como empresa líder del sector hemos puesto en marcha convenios en colaboración con universidades españolas para potenciar la investigación en diversas áreas, a través de las Cátedras Corteva.

Cátedra Corteva de Agricultura Digital y Sostenibilidad

Para contribuir a la formación de los futuros profesionales del sector, en Corteva Agriscience hemos puesto en marcha la Cátedra de Agricultura Digital y Sostenibilidad junto a la Universidad de Sevilla, que aborda temáticas que van desde el uso de la tecnología en la agricultura de precisión, la robótica, los drones, la gestión inteligente hasta la genética. En definitiva, en aquellos campos en los que somos expertos y que consideramos imprescindibles para mejorar la productividad en todos los sentidos.

La Cátedra nace con el objetivo de ofrecer herramientas a las generaciones futuras en un sector cada vez más especializado y digitalizado. De la mano de la Cátedra Corteva, se ha inaugurado el Máster en Agricultura Digital e Innovación Agroalimentaria, un programa formativo compuesto por nueve módulos, qué abarcan distintas temáticas, desde la IT en agricultura de precisión, genética avanzada y drones, robótica y 3D, hasta la gestión inteligente del riego, entre otros contenidos.

En este sentido, Corteva, como única compañía cotizada del sector dedicada exclusivamente a agricultura en el mundo, aportará su experiencia y conocimiento, ya que la compañía cuenta con más de 100 años de innovación y experiencia en genética.

 

Cátedra Corteva de Malherbología

Gracias a un acuerdo de colaboración, Corteva Agriscience y la Universidad de Lleida han creado la cátedra de Malherbología. Sus objetivos son la divulgación de la malherbología y el estudio de cómo hacer frente a las malezas de los cultivos con diferentes proyectos de investigación.

Ya hace años que, como empresa, hemos suscrito varios convenios con el grupo de investigación en malherbología de esta universidad, lo que ha culminado en la creación de esta cátedra. Esperamos que este paso sirva para que esta especialidad alcance la proyección que necesita, dado su valor científico y agronómico.

A partir de este programa pretendemos formar a las próximas generaciones en este ámbito: ya sea creando estudios técnicos específicos, mediante la participación de alumnos en programas de investigación becados o con actividades de promoción y comunicación sobre esta ciencia.

El futuro del sector pasa por formar a las nuevas generaciones para conseguir una industria agroalimentaria más productiva, competitiva y sostenible. Solo así podremos hacer frente a los desafíos de la agronomía del siglo XXI.


El rol de la mujer rural en el sector agrícola

A día de hoy las mujeres desempeñan un papel fundamental para el desarrollo y supervivencia del entorno rural, pero lamentablemente, siguen encontrando barreras a la hora de emprender. Y eso contribuye a la despoblación de estas zonas. Corteva tiene un compromiso firme con la sociedad, y en particular con la mujer rural en el sector agrícola; para nosotros la igualdad de género en el sector agrícola es una causa importante. Analicemos su situación.

 

 ¿Cuál es el papel de la mujer rural en el sector agrícola?

Hoy, más de 7 millones de mujeres trabajan en el medio rural, y, sin embargo, desde hace décadas, España sufre un problema de despoblación en determinadas regiones. Los datos revelan que las mujeres abandonan más el medio rural debido a la falta de oportunidades para ellas. Tanto es así que en el 85 % de los municipios de menos de 1.000 habitantes hay más hombres que mujeres. Ellas son fundamentales para la supervivencia del mundo rural, y este debe ofrecerles un espacio en el ámbito laboral.

La presencia profesional femenina en el sector nos ayuda a crecer. De hecho, tal y como indica la FAO, si se diera una situación de igualdad de oportunidades en el campo seríamos capaces de producir hasta un 20 % más de alimentos.

 

La invisibilidad del trabajo de las mujeres en el sector agrícola

No existe visibilidad ni reconocimiento del trabajo femenino en el medio rural. Ante esta realidad, en el año 2011 surgió la Ley de Titularidad Compartida de las Explotaciones Agrarias. Se pretendía frenar esta situación y manifestar el trabajo femenino que permanecía en la sombra. Sin embargo, en 2019 ninguna comunidad autónoma había logrado el 50% fijado como objetivo. Castilla y León, la región donde se han producido más inscripciones, no alcanzaba ni el 40%.

 

El Programa TalentA

Corteva tiene un compromiso firme con la sociedad, y en particular con la mujer rural. En la compañía, trabajamos día a día con el objetivo de eliminar las barreras que impiden la igualdad plena, y para ello se están llevando a cabo diferentes acciones con gobiernos, ONGs y otros grupos de interés, con el objetivo de promover el cambio y eliminar los obstáculos que impiden a las mujeres alcanzar su máximo potencial.

Un ejemplo de ello es la iniciativa puesta en marcha por Corteva Agriscience y Fademur (Federación de Asociaciones de Mujeres Rurales): el Programa TalentA. Se trata de una iniciativa pionera en España de capacitación y financiación para mujeres españolas emprendedoras del entorno rural que estén trabajando proyectos del sector agrario o agroalimentario.

La iniciativa pretende poner de relieve el papel que las mujeres desempeñan en el medio rural y apoyarlas en el desarrollo de sus proyectos innovadores.