El Programa TalentA impulsa a la mujer, motor del medio rural

La segunda edición del programa ha sido un éxito ya que ha recibido más de 80 candidaturas en España y más de 90 en la primera edición en Portugal.

Emprender en un pueblo no es tarea fácil y eso lo saben las numerosas mujeres, empresarias, trabajadoras o emprendedoras, que día a día intentan sacar sus proyectos adelante, y más si se trata de entornos rurales. Un contexto que aún presenta algunas dificultades, por un lado, las que tienen que ver con la falta de acceso a formación, la falta de servicios básicos para desarrollar su actividad productiva o el acceso a las nuevas tecnologías aplicadas al sector, y por otro, la desigualdad asociada a la cuestión de género.

Aún así, en la última década, el emprendimiento femenino está ganando terreno en el mundo rural en España, de hecho, según el Instituto de la Mujer, el 56% de los emprendedores en los pequeños municipios son mujeres.

Poner en marcha un negocio es una opción para aquellas mujeres valientes que apuestan por la dinamización y activación de los pueblos, por la creación de riqueza o para aquellas que buscan volver a los orígenes como forma de vida.

Por eso en Corteva fomentamos la inclusión e integración de la mujer para acabar con cualquier tipo de barrera de género, y creemos que el futuro del mundo rural pasa por ayudar a las mujeres emprendedoras para que puedan desarrollar en el su proyecto vital. Para ello, y para facilitar el emprendimiento de las mujeres rurales desde Corteva y de la mano de Fademur, en 2019 pusimos todo nuestro esfuerzo e ilusión en contribuir a paliar esta problemática a través del Programa TalentA, un programa que nacía con el objetivo de capacitar a mujeres del sector agrícola que necesiten ayuda para poner en marcha sus proyectos innovadores. Hoy, con orgullo presentamos a las ganadoras de nuestra segunda edición del programa en España y de la primera edición en nuestro país vecino, Portugal.

 

Ellas, el motor y futuro del medio rural

El programa TalentA ha supuesto una oportunidad única para las tres ganadoras de la edición anterior, Rosi, Ana y Alicia, que gracias a esta iniciativa ya han podido impulsar sus proyectos y así dar vida al medio rural. Las ganadoras de este año, por su parte, son mujeres que dejaron la gran ciudad para volver a sus pueblos o simplemente en busca de otro estilo de vida y pusieron en marcha sus sueños, a pesar de la incertidumbre que supone empezar un negocio.

Ellas son Mª Jesús Carrasco Navarro, ganadora de la segunda edición de TalentA quien dejó su ciudad y dos años después vio madurar su proyecto, tras cinco intentos de establecer una quesería artesanal en la Sierra de Madrid. Hoy es la ganadora de esta segunda edición por su proyecto Quesería artesanal La Maliciosa. Una iniciativa sostenible de producción de quesos en el Boalo, un pueblo de la Sierra de Madrid que además apoya la ganadería autóctona. Se trata de una quesería ubicada en el campo junto al rebaño municipal del Ayuntamiento, y construida en contenedores marítimos reciclados y habilitados para la elaboración de los distintos quesos que ofrece esta artesana con leche de cabra y de vaca. María Jesús se quedó sin trabajo y siempre tuvo claro que no quería volver a trabajar para una gran empresa. Hoy sus quesos frescos son muy apreciados en toda la zona, además elabora distintas maduraciones que llevan de hierbas y especias.

Mª Dolores Monge Jurado, finalista de TalentA 2021, puso en marcha Shiit-Astur, en Belmonte de Miranda, Asturias, una empresa que pretende volver a los orígenes y a la forma tradicional en la que se cultivaba la seta shiitake en el país nipón. Ella lo describe como un cultivo ecológico certificado de seta shiitake sobre tronco de castaño y roble, que se desarrolla perfectamente en Asturias por reunir el clima los requisitos en cuanto a temperatura y humedad para la producción de esta seta, lo que permite producir de forma sostenible con el menor impacto ambiental posible. Con este cultivo María Dolores está aprovechando el potencial de los bosques, que actualmente están en desuso, usando los restos de poda o haciendo entresaca de sus árboles autóctonos, por lo que es una iniciativa respetuosa con el medio y que genera sinergias con los comercios y restaurantes de la zona.

Y, por último, la segunda finalista es Mª José Tallón García por su proyecto Trasdeza Natur, ubicado en Silleda (Pontevedra) que surge como forma de poner en valor bienes que estaban en desuso y en riesgo de deterioro progresivo (casa materna y fincas). Se consideran pioneros en la técnica del deshidratado solar de frutas y verduras provenientes de su huerta ecológica, su proceso de deshidratado emplea como fuente de energía el sol. Además, supone una nueva forma de almacenamiento que brinda una durabilidad más larga con la garantía de tener frutas o verduras con todas sus propiedades nutritivas y organolépticas y que se adaptan a los nuevos tiempos y retos culinarios. Ella supo ver la oportunidad tras un ERE en la empresa en la que había trabajado durante más de 20 años, y decidió dedicarse a cultivar productos de huerta empleando técnicas de producción ecológica.


Y este es solo un ejemplo de cómo en Corteva apoyamos a las comunidades locales de nuestro entorno, y concretamente a las mujeres rurales. Queremos contribuir y devolver al campo parte de lo que este nos ofrece, fomentando la igualdad de género, y que las mujeres ganen visibilidad y poder dentro del sector.

Porque no podemos olvidar que en España más de siete millones de mujeres viven en el medio rural, desempeñando un papel que las convierte en una pieza fundamental para el desarrollo de las respectivas economías rurales.